¿Cuáles son las principales causas de divorcio?

travelgenio-viajes-14Los números de divorcios en España van creciendo año a año. Aunque hubo un momento que parecía que se habían estancados por la crisis, la tendencia ha vuelto a incrementarse.

El derecho matrimonial cada vez se tiene que actualizar más por las nuevas fórmulas de familia que han aparecido en las últimas décadas, de ahí que, en caso de un proceso de separación, sea también importante contar con abogados expertos en la materia que nos ayuden a enfocar nuestra propia defensa.

Pero vamos a buscar el origen, ¿cuáles son las principales causas de que cada año miles de familias se rompan y prefieran seguir vidas por separado?

Con la vida y la velocidad que se exige hoy en día, con las nuevas tecnologías en auge y con el estilo de vida que se ha impuesto se ven tendencias que sorprenden.

Una de las principales causas de divorcio tiene que ver con los aparatos llamados inteligentes. Teléfonos y tablets han sido la causa de numerosas rupturas en los últimos años por lo que en ellos se puede encontrar o, incluso, por el excesivo uso de los mismos en detrimento de la comunicación y el tiempo en familia.

Sorprendentemente, herramientas que deberían servir para facilitar la vida acaban siendo los causantes del distanciamento entre la pareja desembocando en eso, divorcios.

Los niños y las mascotas suelen ser otro de los grandes motivos que derivan en una separación. El tiempo que se puede dedicar a ellos, la responsabilidad de encargarse de sus rutinas o incluso las diferencias en educación pueden desembocar en broncas irreconciliables que acaban en la firma de un divorcio.

Otros de los motivos que también acaban con las parejas tiene que ver con la familia, demasiada injerencia por parte de suegros y cuñados acaba en discusiones que ponen a uno de los conyujes entre la espada y la pared, pero no sólo eso, sino que también los hábitos de la rutina diaria, como el aseo, pueden perjudicar seriamente la convivencia.

Sorprende leer cómo también el uso de los objetos de lujo, por ejemplo, vehículos, pueden crear malestar si no son compartidos de manera común.

No son buenas noticias, desde luego, para la vida matrimonial y familia, pero cuando llega el momento de no comprensión, tan sólo queda tener claro cuáles son los términos – preferiblemente de mútuo acuerdo – para seguir con una nueva vida por separado y deseándose lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *