Infidelidades y divorcio: ¿existe el marco legal?

“Te voy a acusar de infidelidad para sacarte los ojos” una frase más escuchada de lo que pensamos pero que, sin embargo, en el marco legal español poco tiene de real.

Según la legislación que regula los divorcios, nuestro país solo cuenta con dos tipos de casos: el divorcio de mútuo acuerdo o el contencioso.

Pese a la creencia generalizada de que este tipo de situación, la de la infidelidad de uno de los conyuges, puede ser agravante en juicio para conseguir unas mejores condiciones (pensión, derechos de visita, etc.) en las capitulaciones finales del cacuerdo de divorcio, la realidad es otra y bien distinta.

“La infidelidad puede ser la causa o detonante de la separación. Sin duda. Puede, en todo caso y dependiendo de cada situación y proceso de divorcio concreto, para el abandono de las obligaciones conyugales contraídas o del hogar, pero nunca implica un cambio de condiciones, por ejemplo, en la custodia o pensión de los descendientes” comentan algunos abogados expertos en la materia.

Pero, ¿cuáles son las principales causas para la infidelidad y qué repercusión pueden tener en el caso de separación?

Buscar realmente la razón por la que una persona es infiel a su pareja es complejo y, en términos legales, poco aporta a los procesos de separación.

Falta de comunicación, falta de dedicación, necesidades diferentes o falta de amor se encuentran entre las primeras razones para los que buscan, fuera de su pareja, compañía.

“El perfil de los clientes que llegan son muy distintos. Muchos de ellos ni siquiera se plantean dejar su casa. La discreción y la tranquilidad de saber que no habrá reproches es uno de los principales motivos por los que hombres y mujeres acaban acudiendo a nuestros servicios. Saben que es algo pasajero, momentáneo y discreto. No podemos dar, precisamente por eso, más datos al respecto” comentan desde la agencia Omnia Escorts.

Sin embargo y pese a lo que se presupone, el que la otra parte sea infiel, la ley no aplica distinciones. Aportar pruebas de adulterio no dará ninguna ventaja sobre el otro.

De hecho, la famosa pensión compensatoria tiene más que ver con la situación de desprotección en la que se encuentre una de las partes que con la situación o motivo de divorcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *