Los accidentes laborales graves se incrementan en 2016

El avance del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en lo que se refiere a los datos de accidentes laborales ya está disponible en su propia web y en él podemos ver cómo las cifras han aumentado en según qué tipo de accidentes.

Si hablamos de accidentes mortales, 2016 hasta noviembre registra menos que el año anterior completo, aunque sigue siendo tan elevado el número que asciende hasta 440. Sin embargo, sólo hay que echar un vistazo a las cifras de los accidentes laborales con consecuencias leves y graves para ver que las compañías aún tienen mucho por hacer en este campo.

El número de accidentes leves se incrementó el pasado año hasta en casi 29350 víctimas, llegando a marcar una cifra en el intervalo enero – noviembre de 441188. Algo semejante ha ocurrido con el caso de los accidentes graves, que crecen en 206 víctimas en el mismo periodo, registrando una cifra total de 3278.

A la vista de estos datos, hay que celebrar casos como los de las compañías que se comprometen a poner en marcha medidas y protocolos que ayuden a sus trabajadores a realizar sus labores en entorno mucho más seguros.

Es el caso de la empresa alicantina Jimten, que ha conseguido la certificación OHSAS 18001 que especifica los requisitos para la implementación de un sistema de seguridad y salud en el trabajo en empresas u organizaciones. Esta ha venido de la mano de AENOR y fue otorgada el pasado noviembre de 2016. De esta forma, se convierte en una empresa pionera en este sector no sólo a nivel nacional sino también internacional.

Cuando su sector, el de la construcción, se cobró en 2016 hasta 48312 accidentes laborales, esta empresa, que también forma parte del objetivo GO FOR ZERO, incentivado por el grupo Aliaxis – multinacional belga a la que pertenece esta compañía ha conseguido que se haya reducido la accidentabilidad en la empresa, reduciéndose más de un 40% los días de baja personal y llegando a conseguir un récord de 430 días sin accidentes en la empresa.

Para conseguirla se han tenido que crear y poner en marcha procesos indicados por esta normativa internacional y la implantación de prácticas seguras de trabajo en toda la estructura de la compañía. La certificadora AENOR ha sido la responsable de auditar los procesos y certificar también su práctica, siguiendo desde este momento un proceso de auditoría anual para avalar su continuado cumplimiento.

Así, la garantía que ofrece tener una certificación de este tipo es doble. Por un lado, desde el punto de vista del empleado garantiza su seguridad y salud en el desempeño de su puesto de trabajo. Por otro lado y ya desde el punto de vista del cliente final, complementa otras normativas (ISO 9001 de Gestión de calidad e ISO 14001 de Gestión Ambiental), otorgando una calidad aún superior a los productos al contar con un proveedor socialmente responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *