Los bufetes apuestan por el inglés para sus clientes internacionales

Cada vez son más las compañías que apuestan por contratar los servicios jurídicos de despachos de abogados especializados en el derecho internacional y en concreto en algunas de las legislaciones más específicas en términos de transacciones internacionales.

Grandes Bufetes como Garrigues, ONTIER, Ceca Magán Abogados, entre otros, han optado por contratar los servicios lingüísticos específicos de consultoras como Astex con el fin de que sus profesionales amplíen sus conocimientos en otro idioma que les permita representar a la firma más allá de España.

Para ello, es necesario no solo contar con expertos en derecho sino también que sean capaces de conocer a fondo un lenguaje jurídico que les marque la forma de hacer negocios en cualquier país fuera de la UE.

Así, la consultora ha ideado este curso de inglés legal, con 32 horas de duración y especializado en inglés legal y sus usos, debido a que los profesionales del sector querían soluciones lingüísticas específicas requeridas por el proceso de internacionalización en el que están sumergidos. “Los alumnos trabajarán con detenimiento temas tan fundamentales como el comercio internacional, el derecho corporativo, los contratos y las técnicas comunicativas más efectivas empleadas hoy en día para lograr el éxito en cualquier idioma y en cualquier escenario legal”.

La apertura gracias a los idiomas a la captación de clientes y a la representación internacional en algunos de los principales juzgados internacionales ha hecho que cada vez importe más la especialización jurídica de los despachos, que han visto cómo pueden llegar a muchos clientes que, gracias a salvar las dificultades idiomáticas, pueden llegar a ser representados por los mejores abogados de nuestro país.

La mejora en el nivel de nuestros profesionales ha sido significativa y satisfactoria. Esto está redundando en una mayor capacidad para atender con mayores garantías y por más abogados a nuestros clientes internacionales”, comenta Javier Durán Dir. de RR.HH de Ceca Magán Abogados, quien añade que, “en todo momento se seleccionaron profesionales que conocían el lenguaje jurídico por ser abogados o por tener experiencias cercanas al mundo del derecho. Además la clases iban apoyadas de un plan de estudios a medida de cada grupo y con unos objetivos claramente definidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *