¿Sabes lo que es la ley de Segunda oportunidad?

Se han oído historias de fracasos económicos, de deudas que, por circunstancias, no han podido hacerse frente. PAra eso se diseñó la ley a la que se hará mención a continuación.

Empieza a ser mencionada en numerosos medios pero pocos saben aún en qué consiste esta ley. Aunque fuera aprobada en 2015, la ley 25/2015, conocida como la Ley de la Segunda Oportunidad, aún está por descubrir para la gran mayoría.

Ya sea en el caso de particulares que, por circunstancias, estén embarcados en una deuda a la que no puedan hacer frente o incluso como empresario que ha puesto en marcha una iniciativa que no salió tal como estaba prevista.

Tal como aparece en el propio BOE, la Ley 25/2015, de mecanismo de segunda oportunidad,  se basa en el hecho de que “Su objetivo no es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación: que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”.

Sin lugar a duda, la aprobación de esta ley durante un momento comprometido para muchas economías familiares fue un claro alivio para quienes, de buena fe, tal como se especifica, pudieron en su momento acogerse a ella y, ahora, podrían una vez la conocieran y cumplieran los requisitos.

“Muchas situaciones de insolvencia son debidas a factores que escapan del control del deudor de buena fe, planteándose entonces el fundamento ético de que el ordenamiento jurídico no ofrezca salidas razonables a este tipo de deudores que, por una alteración totalmente sobrevenida e imprevista de sus circunstancias, no pueden cumplir los compromisos contraídos” continúa su presentación en el preámbulo del BOE, aunque para ello, es necesario poder ser capaz de demostrar cada uno de los principios que la regirían.

Para ello, nada como contar con un buen asesoramiento capaz de sacar luz de un momento de complicación y agobio personal. Contar con la ayuda de abogados especialistas en la Ley de la Segunda Oportunidad es vital si lo que buscamos es de verdad entrar dentro del marco que legisla dicha inclusión.

Hay que pensar también que la legislación que se puso en marcha para poder también apoyar a todos los que, de una manera u otra, sufrieron de manera directa los estragos de uno de los momentos económicos más complicados de la historia reciente de nuestro país, con una tasa de desempleo que aún hoy sigue siendo elevada como consecuencia del cierre de muchas de las pymes que formaban el tejido empresarial español.

Pero no todos entran dentro del marco que legisla, de ahí que se haga imprescindible el poder contar con la mejor defensa de nuestros intereseses a través de un equipo de profesionales que sean capaces de enfocar el caso de forma que no quede ningún fleco o duda antes de poder entrar a formar parte de esta llamada ley de la Segunda oportunidad que permite que miles de españoles hayan podido volver a empezar sin el lastre de un fracaso económico detrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *