Las demandas de divorcio siguen aumentando en España en el tercer trimestre de 2014

20MINUTOS.ES / EFE

Divorcio

Las demandas de disolución matrimonial y de divorcio siguieron aumentando en el tercer trimestre de 2014 -un 12,2% y 12,5%, respectivamente-, según los últimos datos proporcionados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Las demandas de divorcio -tanto de mutuo acuerdo como no consensuadas- registradas en España entre el 1 de julio y el 30 de septiembre fueron 27.266, frente a las 24.236 del mismo periodo de 2013 (un 12,5%).

De ellas, 16.456 fueron demandas de divorcio de mutuo acuerdo, que aumentaron un 12,7% más que en el tercer trimestre del año anterior, mientras que las demandas de divorcio no consensuado fueron 10.810, lo que supone un incremento del 12,2%.

«La crisis económica sigue haciéndose sentir en los procedimientos de medidas en procesos de separación y divorcio, así como en los relacionados con la guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales. Todos ellos han mostrado importantes incrementos interanuales», destaca el Poder Judicial.

El catedrático emérito de Sociología Juan Díez Nicolás esté de acuerdo en que «la crisis es una de las razones principales». «Las dificultades económicas traen muchas veces peleas, discusiones y malestar en casa. En todas las crisis suelen aumentar los divorcios, igual que los crímenes, porque la sociedad está desorganizada», explica.

«No obstante, es cierto también que, al principio de la crisis, parejas que querían divorciarse aguantaron un tiempo juntas por los problemas económicos, pero solo al principio. El ser humano se acostumbra a todo, incluso a vivir en crisis, y llega un momento en el que esa situación de no querer estar juntos ya no se puede aguantar, a pesar de que siga habiendo dificultades», añade Díez Nicolás.

Cambio de roles

El sociólogo apunta, además, otro factor importante: «En la sociedad actual se está produciendo un cambio de roles en la familia tradicional y se están produciendo ajustes hasta que se encuentre el tipo de unión que se quiere».

Y apunta que «el aumento del 12,5% es importante y demuestra que seguirá creciendo en un futuro próximo».

«Además, el hecho de que exista la posibilidad de romper el matrimonio, conlleva que la gente la utilice. Antes, cuando no se podía, no había tantos divorcios, pero, por supuesto, eso no era deseable», comenta Díez.

Consecuencia de la sociedad actual

Para el sociólogo, estas estadísticas son la consecuencia de la sociedad actual. «Me acuerdo de un anuncio de hace muchos años, cuyo slogan era : ‘Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo’. En nuestra sociedad, tenemos tal cantidad de oferta, que siempre estamos buscando alternativas y también en los afectos. Nos cuesta más aguantarnos. La convivencia es difícil en un mundo complejo como el de ahora. En otros momentos, era más fácil. Ahora hay muchas opciones», subraya.

Las demandas de mutuo acuerdo subieron en todas las comunidades, salvo en Canarias y Navarra. Los divorcios no consensuados se incrementaron también en todas las autonomías, excepto en Asturias, Cantabria y el País Vasco.

El número de demandas relativas a las separaciones ha reflejado un incremento del 6,9%. Las de mutuo acuerdo (1.087) experimentaron un aumento del 13,8%, mientras que en las contenciosas (453) se observa una disminución del 6,8%.

Respecto a las nulidades, este tipo de procedimiento de disolución matrimonial se mantuvo prácticamente igual que en el periodo anterior (37 frente a 36).

En el tercer trimestrede de 2014, se iniciaron 1.928 procedimientos de modificación de medidas consensuadas, un 20,3% más que en mismo periodo del año anterior, y 6.839 procedimientos de modificación de medidas no consensuadas, un 10,1% más.

En cuanto a los procedimientos de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, se iniciaron 3.473 consensuados (un 21,5% más que en el mismo trimestre de 2013) y 5.925 no consensuados (un 18,5% más).

Para concluir, Juan Díez Nicolás quiere señalar que esta tendencia alzista en España no es una característica singular. «En todas las sociedades de nuestro entorno los datos son parecidos por una simple razón: antes, el matrimonio era indisoluble. Ya, no».



Enlace a la noticia: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/478284/s/4176f7f5/sc/7/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C23252890C0A0Cdemandas0Edivorcio0Caumentan0Ctercer0Etrimestre0E20A140C/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *