Global valuation versus Wealth Management

Numerosas bancas vienen ofreciendo sus servicios de global valuation, basados en dar un paso más sobre los asset management que gestionan a través de las carteras de inversión de sus clientes.

En este caso es un producto mucho más definido para instituciones que pretenden valorar sus carteras de gestión colectivas para casos como el de la liquidación o para los fondos de pensiones de forma que buscan las rentabilidades a través de la cuantificación de la distribución de sus datos analíticos de la renta fija y delta y gamma.

Todo esto, en cualquier política de inversión como el asset management, conlleva también un estudio de la gestión del riesgo para evitar que el inversor se sienta desprotegido a la hora de permitir mover su cartera por los distintos productos.

Por el contrario a este caso, en el caso del wealth management se habla de la posibilidad de no sólo diversificar en los diferentes productos la cartera de inversiones, no sólo a través de activos, sino también a través de un soporte legal y fiscal que acabe beneficiando a corto y medio plazo sus inversiones.

Cada vez se demandan más los tipos de inversión que están complementados por otros servicios que le permitan que sus rentabilidades saquen el mejor partido reinvirtiéndose o acogiéndose a los mejores consejos fiscales que puedan conseguirse.

Cuando una entidad gestiona una cartera de inversión, uno de los puntos claves es diversificar los distintos productos de forma que entre ellos compensen los riesgos y las ganancias.

En el caso de wealth management, es casi obligado que el asesor esté en constante y estrecho contacto con el inversor y le vaya dirigiendo hacia las mejores inversiones del momento, incluso planificando un nuevo escenario para los presentes y futuros movimientos.

Todos los tipos de inversión tienen ventajas y desventajas. Por un lado, se asume que los grandes inversores siempre suelen tener un asesoramiento mucho más analítico que un pequeño inversor. Pero esto, al uso, no es así ya que en muchos casos, elijas el tipo de gestión que elijas, las compañías y los asesores cobran por parte de los beneficios obtenidos, con lo que la implicación de los profesionales es prácticamente total.

Los mercados y los productos financieros se ven alterados por numerosos anuncios y decisiones que van variando las condiciones de los productos financieros, de ahí que la importancia de tener claro qué tipo de riesgo, y qué tipo de plazos quieres marcar para tu cartera de inversión.

Latest Comments
  1. Matías
    Responder -
    • Redaccion
      Responder -
  2. Matías
    Responder -
    • Carl
      Responder -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *