Los ETF conquistan la Bolsa

BEATRIZ P. GALDÓN

  • El patrimonio de los fondos cotizados del mercado español roza cifras récords y el negocio alcanza niveles históricos tras duplicarse en 2014.
  • La Bolsa de Madrid tiene registrados 68 ETF, y la de Nueva York, la más activa en este tipo de contratación, llega a los 1.600.
  • Visualiza y descárgate la edición en PDF de MiBolsillo.

Bolsa de Nueva York

Los Exchange Traded Funds (ETF) llevan tiempo revolucionando el mapa mundial de la inversión. En el mercado español su presencia es relativamente corta, pero a pesar de ello, su desarrollo está siendo espectacular. Este producto, que es un fondo cotizado que replica el comportamiento de un índice -por ejemplo, el Ibex 35– y que se puede comprar y vender como una acción, va camino de finalizar 2014 como uno de los más rentables en muchas de sus categorías.

Dentro de los ETF emitidos en la Bolsa de Madrid, una cuarta parte sube por encima del 4%. El ranking lo lidera Lyxor UCITS ETF MSCI India, con una rentabilidad superior al 43%; invierte principalmente en el mercado de renta variable de la India, según datos de Morningstar.

A nivel mundial, se encuentran ETF con rentabilidades del 1.100%, como es el caso de DNBGull Bear ETN (NOK) Bear Gull, con exposición a la cotización del oro o superiores en muchos casos al 500%.

En los fondos cotizados que toman como referencia el Ibex 35, algunos presentan una ganancia superior al 7%. Esta evolución supera con creces a la del propio índice, cuya subida en el año roza el 3%. La constante evolución en el cambio de estrategias en este tipo de producto, que permite incluso ganar cuando las cotizaciones bajan, y el mantenimiento de una gestión activa permiten obtener resultados muy superiores al subyacente de referencia. En algunos casos tiene que ver también la inclusión de los dividendos.

El boom de los ETF en España se mide también en el volumen de contratación. Hasta el pasado mes de octubre, el negocio en este segmento de inversión alcanzaba los 8.079 millones de euros, máximo histórico y un 139% más que el mismo periodo del año anterior. El crecimiento del volumen efectivo en el conjunto de la Bolsa en 2014 es del 23%. La diferencia es importante.

Aún poco conocidos

El fuerte interés por los ETF ha incrementado igualmente el patrimonio bajo gestión. A los 10 meses del ejercicio se situó en 36.166 millones de euros, cifra que está a un paso de alcanzar el récord de 2007, año previo a la crisis, que fue de 37.367 millones. El patrimonio de los fondos cotizados supone ya el 12% del correspondiente a los fondos de inversión.

“Partimos de una base muy baja, a diferencia de otros países donde este producto ya es muy conocido, por eso en España los ETF están creciendo mucho”, explica Fernando Luque, senior financial editor para Morningstar España.

Cierto es que las cifras comparativas son relevantes. La Bolsa de Madrid tiene registrados 68 ETF, y la de Nueva York, la más activa en este tipo de contratación, llega a los 1.600. “En España no hay gran interés por parte de las entidades en comercializar este producto. No están acostumbrados y prefieren vender al cliente su propia oferta. Realmente existe un conflicto de intereses”, subraya Fernando Luque. De hecho, es el país con menos fondos cotizados emitidos.

Aún así, los ETF son cada vez más conocidos por el pequeño inversor y están presentes en las carteras de los grandes participantes del mercado, como son los fondos de inversión o las sicavs. “Es muy fácil; en un minuto puedes estar invertido en un país de forma diversificada [no apostando por una única compañía]”, dice Luque.

Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank, considera que “los ETF son totalmente adecuados para el pequeño inversor. Permiten posicionarse en un determinado mercado o construir una cartera diversificada, sin necesidad de disponer de un gran capital, de forma eficiente y con comisiones más bajas que si lo hiciéramos a través de un fondo de inversión”.

La contratación de ETF lleva aparejada una serie de comisiones, al igual que si se elige otra opción de inversión, pero son más reducidas. Además, a diferencia de los fondos de inversión, no exis- ten costes por suscripción o reembolso.

<p>ETF en España</p>

Transparencia

Los expertos coinciden en que los ETF son “totalmente transparentes y permiten al inversor saber en todo momento en qué está invirtiendo”, explica Victoria Torre. A su juicio, “la gran variedad de ETF existentes facilita el que sean accesibles a todo tipo de perfiles de riesgo; los más conservadores pueden seleccionar ETF referenciados a índices monetarios o de renta fija a corto plazo. Del mismo modo, los que busquen más riesgo disponen de índices de renta variable, que abarcan desde mercados principales hasta productos más especializados o sofisticados”.

La accesibilidad de los Exchange Traded Funds como producto, la amplitud de opciones que presenta, sus costes y la buena evolución que siguen en los últimos años, están consolidando el éxito de este producto en el mundo. En septiembre se habían negociado casi 200.000 millones de dólares (unos 161.000 millones de euros al cambio actual) a nivel global, cifra que se encuentra, como en el caso de España, a un paso del récord de 2007.

Invertir en cualquier parte del mundo

Los ETF o fondos cotizados otorgan la posibilidad de invertir en cualquier parte del mundo. Se puede acceder a todos los productos emitidos en las diferentes Bolsas, con lo cual, las posibilidades son bastante amplias. Ahora bien, Fernando Luque, de Morningstar, apunta que generalmente traspasar fronteras tiene un coste asociado elevado.

En cualquier caso, los ETF poporcionan una forma de inversión con sus propios riesgos y ventajas. Desde Inversis Banco destacan como ventajas la sencillez operativa; la diversificación; unos costes inferiores a los de un fondo de inversión tradicional; la valoración en tiempo real; la transparencia; el reparto de dividendos y los diferentes tipos de estrategias. Como riesgos, Inversis destaca los asociados a la  Bolsa, la renta fija, el cambio de divisa, la variación de los tipos de interés y posibles problemas en la liquidez.

6 preguntas sobre los fondos cotizados

  • ¿Qué es un ETF?: Son las siglas de Exchange Traded Funds. Son fondos cotizados; es decir, a diferencia de los fondos de inversión tradicionales, se pueden comprar y vender en el mercado cada día.
  • ¿Cuánto cuestan?: El mínimo de compra es una participación y su valor dependerá del producto elegido, al igual que ocurre en el tipo de acciones. Actualmente las hay desde 4 euros hasta más de 100 euros.
  • ¿Quién los vende?: Pueden hacerlo cualquier entidad financiera o plataformas propias de negociación de ETF. Y se pueden contratar por Internet.
  • ¿Puedo perder dinero?: Sí, dependiendo de la política de inversión que hagas.
  • ¿Qué clases hay?: Los ETF replican el comportamiento de un subyacente, como la Bolsa, el oro, las materias primas, etc.
  • ¿Qué fiscalidad tienen?: Hasta 2014, tributan el 21% los primeros 6.000 euros; el 25% hasta 24.000; y un 27%, el resto. Por traspaso no hay diferimiento de la tributación.



Enlace a la noticia: 20minutos.feedsportal.com/c/32489/f/492690/s/40a8e689/sc/36/l/0L0S20Aminutos0Bes0Cnoticia0C230A0A4580C0A0Cfondos0Ecotizados0Cbolsa0Eespanola0Cnegocio0Ede0Einversion0C/story01.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *