Almeida dice que Juan Carlos I «tiene todo el derecho» a volver a España y rechaza cualquier «juicio moral» al emérito

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El alcalde Madrid, José Luis Martínez-Almeida, afirmó este lunes que Juan Carlos I «tiene todo el derecho a volver» a España y rechazó someterle a ningún tipo de «juicio moral y censor» porque considera que «muy pocos españoles podrían residir en España» si la sociedad empezase a «analizar los comportamientos ejemplares de todos».

Así lo aseguró durante un acto de presentación de la selección neozelandesa de rugby, un escenario que Almeida aprovechó para bendecir la futura vuelta del emérito a España. Cabe recordar que Felipe VI y Juan Carlos I mantuvieron este domingo una conversación telefónica en las que ambos acordaron verse en Madrid en las próximas fechas.

Ante el inminente regreso de Juan Carlos I, Almeida recordó que él defendió «desde hace tiempo» la vuelta del emérito a España y pidió tratar a Juan Carlos I «con el mismo rasero» que a otros servidores públicos. En este sentido, subrayó que Juan Carlos I «no tiene ninguna causa pendiente en el ámbito judicial» y rechazó cualquier planteamiento que impida al emérito volver a España por los comportamientos que pudiera tener en su vida privada.

«Si empezamos a analizar los comportamientos ejemplares de todos y cada uno de los que han tenido responsabilidades institucionales al margen de las responsabilidades legales, entraríamos en una serie de juicios subjetivos que harían muy difícil que muchas personas pudieran estar en España. Por tanto, lo único que pido es que aplique el mismo rasero al rey Juan Carlos, piedra clave y angular de nuestra democracia», declaró Almeida.

El alcalde incidió en esta idea y recordó que Juan Carlos I renunció a los «poderes absolutos» que recibió después de la muerte del dictador Francisco Franco para instaurar la democracia en España, una decisión que «pesa muchísimo más» que sus comportamientos en la vida privada.

«Todos los que vivimos hoy en democracia se lo debemos, entre otras muchas personas, al rey Juan Carlos. Y como no hay ninguna causa judicial pendiente, insisto. Si aquí lo que se pretende es hacer un juicio moral y censor para determinar dónde puede residir cada persona, muy pocos españoles podrían residir en España», concluyó Almeida.