Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Carlos Mur dice al juez que los protocolos sobre traslado a hospitales de mayores no eran obligatorios

– El ex director general de coordinación sanitaria de la Comunidad de Madrid estaba citado a declarar sobre los protocolos durante la pandemia

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El ex director general de coordinación sociosanitaria de la Comunidad de Madrid Carlos Mur admitió este martes ante el juez de Instrucción Número 4 de la capital que envió protocolos para la atención en hospitales de personas mayores que estuvieran en residencias y se contagiaran de covid-19 durante la primera ola de la pandemia, pero aseguró que las instrucciones que contenían no eran de obligado cumplimiento.

El Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid había citado a declarar a Mur en calidad de testigo como parte de la instrucción por las dos querellas interpuestas por familiares de fallecidos a través de la Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores (Pladigmare). Este martes también estaban citados dos geriatras del Hospital Ramón y Cajal y de la Fundación Jiménez Díaz.

Las querellas se dirigían contra las residencias Adolfo Suárez y Amavir Arganzuela y contra dos médicas. Al término de la declaración el abogado de la acusación Andrés Olleros explicó que Mur «ha dejado claro» que el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, estaba al tanto del contenido del protocolo y que los documentos se enviaron a todos los hospitales.

Según Mur, este protocolo trataba de evitar el colapso de los centros hospitalarios, pero a juico de Olleros acabó teniendo repercusiones negativas para los residentes que, en algunas ocasiones habían podido sobrevivir de haber sido derivados al hospital. Por su parte, las doctoras aseguraron que aplicaron los protocolos haciendo valoraciones individuales de cada caso.

Quizás también te interese:  Miquel Roca afirma que los abogados deben "estar en un pacto de Estado por la justicia"

Olleros explicó que el juez Marcelino Sexmero se planea inhibirse en favor del juzgado número 48 de Madrid, que tiene abiertas otras dos causas por la actuación de la residencia Adolfo Suárez.

En esta investigación ya ha prestado declaración el exconsejero de Políticas Sociales Alberto Reyero, que admitió ante el juez que esos protocolos se aplicaron y «tuvieron consecuencias». Tanto Mur como Reyero ya prestaron declaración en calidad de testigos ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid por otras tres querellas similares.

Además el juez ha librado un oficio a la Consejería de Sanidad para que le remita el plan de choque contra las muertes en residencias anunciado el 26 de marzo de 2020. Quiere también conocer cómo se aplicó y los recursos que se destinaron. Pide, además, los protocolos de coordinación para la atención a pacientes institucionalizados en residencias de personas mayores durante el Covid y los recursos que se facilitaron a las residencias para afrontar la pandemia, desglosados por fecha.