Pulsa «Intro» para saltar al contenido

¿Cuáles son los acuerdos más complicados en un divorcio?

A Coruña fue, en 2022, la provincia con mayor demanda de divorcios de nuestro país. Más de 5110 peticiones se registraron en los juzgados gallegos, aunque la capital coruñesa fue la que más solicitudes cursó, lo que ha significado un protagonismo de letrados especializados no solo en las leyes matrimoniales sino en la mediación de conflictos.

“El papel del abogado en estos casos es el que da cordura y equilibrio al proceso. Sobre todo, como suele ser en la mayoría de casos, cuando se hace de mutuo acuerdo.

Conseguir una mediación legal es clave para que sea un proceso limpio y mucho más ágil que si fuera necesario hacer un juicio donde, finalmente, fuera el juez quien impusiera los criterios a tener en cuenta para la disolución del matrimonio, la administración patrimonial e incluso el régimen de visitas en caso de tener menores en la pareja.

¿Por dónde vienen los conflictos?

El dinero y los hijos suelen ser los puntos más problemáticos de cualquier acuerdo. El objetivo con asesores legales pasa por conseguir poner cordura a las necesidades y realidades de cada parte de la pareja.

“Nuestro objetivo principal suele pasar por redactar un acuerdo de divorcio que refleje los términos negociados y que un juez apruebe para que se convierta en orden judicial” explican desde Bonome Abogados, experto abogado de divorcio en Coruña que ha visto cómo este año se ha incrementado la consulta y demanda de asesoramiento y acompañamiento en el proceso.

Cuando no hay acuerdo y hay que tomar una decisión más complicada ya que se tendrá que recurrir al litigio para defender los derechos de las partes involucradas, sobre todo, la de la parte que más tendría que perder en este contexto.

Quizás también te interese:  Los mejores abogados en La Orotava: Encuentra tu representación legal experta

Suelen ser momentos bastante dramáticos en la vida de la pareja que quiere separarse, por lo que es clave saberse bien atendido, asesorado y defendido en caso de necesidad. El reparto de bienes o de ahorros y la custodia – aunque la tendencia pasa por la compartida – de los menores suele ser lo más complicado de negociar. 

“Desde nuestra postura externa pero custodia de los derechos de nuestros clientes debemos buscar un acuerdo que beneficie a las partes y, en el caso de los menores, defienda su derecho de estar con ambos progenitores si es posible” concluyen.