Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El 64% de los empresarios españoles ha sufrido algún impago en el último año

– Según un estudio de Informa D&B

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El 64% de los empresarios españoles reconoce haber tenido algún impago en los últimos 12 meses, cifra que supera en 11 puntos a la del año pasado (53%) y en 21 puntos a la de 2021 (43%).

Así se desprende de una encuesta realizada para la décima edición del libro ‘Análisis del comportamiento de pago empresarial’, un estudio sobre la situación de los pagos en las empresas españolas publicado por Informa D&B.

En el 95% de los casos, el importe de estos pagos sin cobrar no supera el 5% de la facturación de las empresas, porcentaje similar al de hace un año.

La principal causa que apuntan las empresas para que se produzcan estas demoras no ha cambiado desde hace un año. Si en 2022 para el 37% eran los problemas financieros, este año la proporción se incrementa hasta el 39%. Casi un 33% opina que el mayor causante de los retrasos son los problemas administrativos y para un 15% se trata de demoras intencionadas.

Entre tanto, el número de empresarios que aplica intereses de demora subió ligeramente, del 23% al 24%, y avanzó hasta el 45% el porcentaje de encuestados que cree que la aplicación de un régimen sancionador ayudaría a mejorar el cumplimiento de los plazos de pago, como la medida que más favorecería un cambio de comportamiento, seguida, de lejos, por obligar a las empresas a publicar sus plazos de pago con un 13,5%. Otras soluciones que se apuntan, aunque con menor fuerza, son la formación a empresarios en gestión de cobros, los códigos de conducta sectoriales, más préstamos, mejorar las ayudas o servicios de mediación.

Quizás también te interese:  La verdadera revolución empresarial del siglo XXI: Compliance

PLAZO

En 2022 en España tanto el plazo medio pactado para abonar las facturas y el periodo medio de pago efectivo se recortaron. El compromiso de pago se quedó en 80,58 días, 0,68 días menos que hace un año, y el pago real también disminuyó, pues restó 1,36 días, hasta 95,12.

Los resultados del análisis muestran que los pagos puntuales mantuvieron una tendencia ascendente aunque moderada, cerrando el ejercicio en el 44,4%. Por su parte, los pagos a más de 60 días bajaron hasta el 5,7%.

Un 57% de las empresas presentaba al cierre de 2022 un riesgo alto o medio alto de pagar a más de 90 días. Hay que señalar que el 56% de las empresas que tuvieron algún impago en 2022 ya habían registrado retrasos de más de 30 días en 2021, el 74% de estos superaban los 90 días de demora.

TERRITORIOS

Por comunidades, el estudio señala que España mantiene una dicotomía en el comportamiento de pago de las empresas entre norte y sur, con una diferencia de 13,03 días en el retraso medio entre la comunidad que mejor paga, que es Navarra, con 9,22 días de demora, y la que peor, Melilla con 22,26.

Esta diferencia era bastante superior, de más de 24 días, a finales de 2021. Así, el retraso medio disminuyó en la mayor parte de las autonomías desde hace un año, especialmente en Melilla, que recortó 12,32 días; en Ceuta retrocedió 5,35 días, y en Canarias lo hizo en 3,03 días.

Tan solo dos comunidades pagaron más del 50% de sus facturas en plazo al acabar el año: Navarra, con el 52,15%, y Aragón con el 51,29%. El País Vasco se quedó muy cerca, con un 49,97%. En el lado opuesto estaban Extremadura, con un 37% de cumplimiento; Melilla, con un 36%, y Canarias, que no llegó al 34%.

Quizás también te interese:  ILUNION se incorpora a la Plataforma de Empresas por la Movilidad Sostenible

Por sectores, la hostelería había terminado el 2021 como el sector con peor comportamiento por su retraso medio en los pagos, pero al cierre de 2022, sus 23,39 días de demora se vieron superados por los 28,45 que alcanzó la administración. Por debajo de la media estaban las industrias extractivas, con 11,01 días; industria, con 11,19 días; comunicaciones (12,96), y comercio (13,13).

Por tipo de empresa, en diciembre de 2022 las micro y pequeñas empresas pagaban con mayor puntualidad que las medianas y grandes, el 51% y el 44% de las primeras frente al 28% y 13% de las segundas. Desde el año anterior el periodo medio de retraso ha disminuido para las empresas de cualquier tamaño. El más corto es para las pequeñas, 12,01 días, las medianas se demoran 12,99 días de media, las grandes 15,35 días y las micro son las que más dilatan sus pagos, 16,71 días.