Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El Congreso rechaza que los maltratadores de animales se queden sin mascota cuando cumplan la condena

– Aprueba una reforma del Código Penal sobre maltrato animal sin aceptar las enmiendas del Senado

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó este jueves las 10 enmiendas del Senado sobre la reforma del Código Penal en materia de maltrato animal, basadas en que los maltratadores de animales, especialmente de compañía, no vuelvan a tener a su mascota cuando hayan cumplido su condena porque en ese caso se producirá el decomiso definitivo por parte de las autoridades.

El paso de la ley orgánica por el Senado conllevó como novedad que se cambie el Código Penal para incluir el decomiso definitivo de un animal intervenido cautelarmente por haber sido maltratado por su persona propietaria con el fin de que ésta no vuelva a tenerlo una vez que ha cumplido su pena de inhabilitación para la tenencia de animales.

Se trata de una recomendación formulada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Consejo Fiscal, que abogaban por la protección y el bienestar como criterio para decidir sobre el destino de un animal maltratado. Sin embargo, el Congreso tumbó finalmente esa propuesta.

Esa novedad estaba incluida en 10 enmiendas respaldadas en el Senado con la autoría de Esquerra Republicana, Junts, Más Madrid, Compromís y Més per Mallorca.

Pues bien, el Pleno del Congreso las aceptó en bloque este jueves inicialmente con 278 votos a favor, 52 en contra y 12 abstenciones. Sin embargo, quedaron descartadas en la votación de conjunto de la reforma del Código Penal, que se saldó con 161 votos a favor, 176 en contra y 5 abstenciones, con lo que quedó definitivamente aprobado el texto avalado en el Congreso antes de ir al Senado.

Quizás también te interese:  El CGPJ rechaza los "intolerables ataques" políticos a los jueces al aplicar la 'Ley del solo sí es sí'

El texto en su conjunto obtuvo el respaldo del PSOE, Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea, EH Bildu, PDeCAT y Coalición Canaria, y el rechazo de PP, Vox, Esquerra Republicana, PNV, Ciudadanos, CUP, UPN, Más País, Compromís, BNG, Foro y PRC.

POLÉMICA

El nuevo Código Penal recoge penas de prisión de hasta 18 meses o multa de hasta 12 meses y pena de inhabilitación especial de hasta tres años para actividades profesionales relacionadas con animales a quienes causen lesiones a animales domésticos, amansados o domesticados que necesiten de tratamiento veterinario, incluso si se trata de un acto de carácter sexual.

Si esas lesiones se producen a otro animal vertebrado, las penas son de hasta 12 meses de prisión o hasta seis meses de multa y hasta tres años de inhabilitación profesional.

Estos aspectos motivaron algunos rifirrafes en el Pleno del Congreso, aunque también antes a lo largo de la tramitación parlamentaria.

Por ejemplo, la diputada Milagros Marcos, del PP, apuntó que la reforma del Código Penal «despenaliza la explotación sexual de animales» al suprimirse el artículo 337.

¿»Tendremos que convivir con la rata, con la serpiente que se fue de casa o en el gallinero? Porque si la matamos podemos ir a la cárcel de 6 a 18 meses», indicó Marcos, quien añadió: «¿Y las plagas pueden estar descontroladas? Aquí no hay artículo, no hay excepción ninguna. ¿Qué va a pasar con las plagas de conejos o con topillos en las cosechas? ¿Y con las de palomas que estén acabando con un edificio histórico? Todos son vertebrados: causar la muerte, cárcel de 6 a 18 meses».

Tales consideraciones fueron rebatidas desde los grupos que sustentan al Gobierno de coalición. Gemma Araujo, del PSOE, recordó que el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, sugirió que se despenalizaba la zoofilia. «No sé en qué estaba usted pensando el día que lo dijo, pero la realidad es que lo que hasta ahora estaba penalizado era la explotación sexual de los animales cuando hay ánimo de lucro. Ahora se tipifica todos los actos sexuales con animales», aseguró.

Quizás también te interese:  El Constitucional dicta a favor del derecho al olvido de un comerciante y juzga inconstitucionales varias resoluciones judiciales

Araujo indicó que «otra propaganda de la derecha mediática» que «corrió como la pólvora» es que matar una rata en casa puede conllevar hasta 18 meses de prisión, al hacerse «una interpretación torticera del término ‘animal vertebrado'». «Han tenido que ser varios magistrados los que salgan a explicarlo con un ejemplo muy ilustrativo: si matas a un ciervo, hay una regulación específica vinculada a la legislación sobre caza. Lo mismo ocurre con la normativa en materia de salubridad, que justifica que se pueda actuar en el caso de una rata».

Juantxo López de Uralde, de Unidas Podemos, también abundó en «el bulo de la rata». «Es una falsedad absoluta porque esta cuestión está directamente excluida de la ley», recalcó. Y sobre la zoofilia, también calificó de «absoluta falsedad» que se despenalice.