El decano de los abogados de Barcelona destaca el papel de las cuestiones prejudiciales en la modulación de ordenamiento jurídico

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El decano del Ilustre Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), Jesús M. Sánchez García, ha destacado el papel que las cuestiones prejudiciales han jugado en la modulación del ordenamiento jurídico, tanto el procesal como el sustantivo.

«En este país no estaríamos como estamos si no hubiera habido todo ese ejército de jueces que ha planteado tantas cuestiones prejudiciales», afirmó.

Así lo aseguró durante la graduación de los estudiantes de Derecho, Ciencias Políticas y Criminología de la Universitat Abat Oliba CEU (UAO CEU) de Barcelona, donde recordó que, «muchas veces, detrás de estas cuestiones prejudiciales había un abogado o una abogada».

Sánchez García, que ha apadrinado una nueva promoción de graduados en Derecho, Ciencias Políticas y Criminología, expuso que a través de estas consultas y las consiguientes respuestas del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), se ha dado lugar a una «revolución» tanto del derecho sustantivo como del procesal.

El decano del ICAB hizo estas apreciaciones al hilo de una de las principales ideas que transmitió a las nuevas promociones presentes en el acto. «La ciencia jurídica no es una cuestión de mayorías, sino de rigor jurídico. Cuando uno está convencido de que le asiste la razón jurídica, hay que seguir defendiendo la posición», señaló.

Esto es precisamente lo que hizo con sus conclusiones sobre los efectos de la cosa juzgada en los derechos de los consumidores, que formaban parte de su trabajo final del máster de Investigación en Ciencias Jurídicas, cursado en la propia UAO CEU. En su momento, explicó, no era una opinión consonante con la posición mayoritaria, pero ahora la justicia europea «la ha corroborado».