Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El hermano y una amiga de Jenni Hermoso aseguran al juez que el beso no fue consentido y que hubo coacciones

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional Francisco de Jorge comenzó este lunes a tomar declaración a los primeros testigos que citados en la causa abierta contra el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales por agresión sexual y coacciones por el beso que dio tras la final del mundial a la jugadora Jenni Hermoso. Los dos primeros han ratificado que no hubo consentimiento de la futbolista y que hubo presiones posteriores.

Los primeros testigos en comparecer este lunes fueron el hermano de la jugadora, Rafael Hermoso, y una amiga de la internacional, que estaban citado a las 11.45 y las 12.15 horas, respectivamente. Han declarado por espacio de media hora ante el juez.

Sus testimonios son claves para determinar si hubo coacciones y si el propio Rubiales o su entorno hostigo a la jugadora y a su familia para que dijera en público que el beso que recibió durante la celebración de la victoria en el Mundial de fútbol de Australia había sido consentido.

Ambos aseguraron ante el juez que Jenni Hermoso no consintió en ningún momento el beso y también relataron las coacciones que sufrió la deportista y su entorno cuando ya se había desatado la polémica y la actuación de Rubiales estaba en entredicho. En concreto confirmaron presiones a la jugadora durante el viaje de vuelta de Australia y las vacaciones que tuvo el equipo en los días posteriores en Ibiza.

Además, este lunes comparecieron ante el juez los peritos contratados por la defensa de Rubiales. Se trata de especialistas en lengua de signos que certifican que Rubiales pidió permiso a Hermoso para «un piquito» tras el análisis de las grabaciones que existen de los hechos.

Quizás también te interese:  El Supremo plantea cuestión de inconstitucionalidad contra el artículo de la Ley del Juego relativo a la publicidad

Estos peritos, que habían realizado un informe en el que ratificaban la versión de Rubiales, han ratificado su contenido. El expresidente de la RFEF aseguró que durante la celebración de la victoria en el Mundial de fútbol preguntó a Hermoso si podía darle «un piquito» de celebración a lo que, según su versión, la futbolista habría accedido con un «vale».

Para apuntalar esta versión, la defensa de Rubiales ha contratado a estos peritos que han emitido un informe confirmando esta versión tras analizar los vídeos en los que se ve a Rubiales de frente y a Hermoso de espaldas.

Las declaraciones de testigos continuarán mañana martes con la comparecencia de varios exdirigentes de la federación de fútbol y continuarán el lunes próximo, día 2 de octubre, con las declaraciones de tres compañeras de Jenni Hermoso en la selección, Alexia Putellas, Irene Paredes y Misa Rodríguez.