El juez Calama deja en libertad con medidas cautelares a un ucraniano reclamado por alta traición e incitación al odio

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha decretado la puesta en libertad provisional con medidas cautelares para el ucraniano Anatolii Sharii, reclamado para su extradición por las autoridades de su país por delitos de alta traición e incitación al odio.

En un auto, el juez acuerda esta medida a petición de la Fiscalía dado que no concurren los presupuestos necesarios para decretar la prisión provisional y teniendo en cuenta el arraigo del reclamado.

Calama impone como medidas cautelares a Anatolii Sharrii, detenido ayer en Tarragona, comparecencias ‘apud acta’ los días 1 y 15 de cada mes en el juzgado más cercano a su residencia, la fijación de domicilio y la retirada de pasaporte y prohibición de salida de territorio nacional.

Sharii es un periodista y político ucraniano vecino desde hace años de Roda de Berà (Tarragona). Las autoridades de Kiev le reclaman por alta traición al ser fundador de un partido político de los que han sido ilegalizados en las últimas semanas por entender, dicen las autoridades ucranianas, que está al servicio de Rusia desde 2014.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) le achaca estar a sueldo de Rusia y de incitar al odio en varios vídeos publicados en Youtube relacionados con la invasión del Donbás por Rusia en 2014. Según ha denunciado el propio Sharii, ha sido amenazado por sus opiniones y llegó a presentar una denuncia conta Grupo Nacional, un grupo de ultraderecha que luchó contra los separatistas prorusos en el Donbás.