Pulsa «Intro» para saltar al contenido

El juez impone a Rubiales la prohibición de acercarse a 200 metros de Jenni Hermoso o comunicarse con ella

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional Francisco de Jorge ha impuesto al expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEFE) Luis Rubiales la prohibición de acercarse en un radio de 200 metros a la jugadora Jennifer Hermoso, así como comunicarse con ella durante la instrucción de la causa abierta por el beso no consentido que el primero le dio a la jugadora en la final del pasado Mundial de Fútbol Femenino.

En un auto, el magistrado ha rechazado la petición de la Fiscalía de imponer comparecencias periódicas ante el juzgado a Rubiales, así como la solicitud de la abogada de la jugadora, que ejerce la acusación particular, de embargar de forma preventiva los bienes del querellado.

La teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, había solicitado una orden de alejamiento para que el expresidente de la RFEF, Luis Rubiales, no puediera acercarse a 500 metros de la jugadora y pedía también que se le prohibiera contactar por cualquier medio con la deportista.

Estas medidas se interesaban para que estuvieran vigentes durante el tiempo que dure la instrucción del caso, dado que Rubiales está acusado de un delito de agresión sexual y de otro de coacciones, con el objetivo de evitar cualquier posible interferencia o presión sobre el entorno de la víctima.

El juez Francisco de Jorge tomó declaración a Rubiales como imputado este viernes por espacio de una hora. El investigado negó en todo momento haber cometido los delitos que se le imputan, abuso sexual y coacciones, esgrimiendo el cambio de discurso de Hermoso, y respondió a las preguntas del juez y de todas las partes.

Quizás también te interese:  Sumar lamenta la reducción de pena a un miembro de 'La Manada' pero elude culpar a Igualdad o a los tribunales

La Fiscalía también había pedido como medida cautelar que se establecieran comparecencias ‘apud acta’ quincenales del expresidente de la RFEF, medida que ha sido rechazada por el magistrado.

La abogada de Hermoso afirmó a las puertas de la Audiencia Nacional que el beso que le propinó Rubiales a la futbolista en la celebración de la victoria de la selección femenina en el Mundial de Australia no fue consentido y reclamó un «trato adecuado» para que ella pueda sostener emocionalmente este proceso por un «acto humillante que ha empañado este hito deportivo».

PENALISTA

El expresidente de la RFEF llegó a la Audiencia Nacional, con 50 minutos de adelanto sobre la hora prevista para su declaración ante el juez Francisco de Jorge. Llegó acompañado de su abogada, Olga Tubau, una prestigiosa penalista que ya representó al jefe de los Mossos D´Esquadra, Josep Lluis Trapero, para el que consiguió la absolución.

Rubiales llegó a pie a la sede de la Audiencia Nacional junto a Tubau y no hizo manifestación alguna a las decenas de los medios de comunicación que le esperaban. Tampoco habló a su salida donde le esperaban decenas de periodistas, entre ellos varios pertenecientes a medios de comunicación internacionales.

La declaración prevista para las 12.00 de la mañana se prolongó por espacio de unos 50 minutos y en ella estuvieron presentes, además de del investigado y su defensora, la teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, y la representación legal de la jugadora Jennifer Hermoso, que ejerce la abogada Carla Vall.