Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La Audiencia Nacional admite la querella de la Fiscalía contra Rubiales y acuerda primeras diligencias

MADRID, 11 (SERVIMEDIA)

El titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, Francisco de Jorge, ha admitido a trámite la querella presentada por la Fiscalía por delitos de agresión sexual y coacciones contra el expresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) Luis Rubiales por el beso a la jugadora Jennifer Hermoso en la final del Mundial de fútbol femenino.

En un auto, el magistrado acuerda las primeras diligencias en este procedimiento, entre ellas recabar de RTVE el vídeo o vídeos que tengan en sus archivos que recojan el momento desde todos los ángulos en el que el querellado besa a la denunciante, así como los minutos inmediatamente anteriores y posteriores al hecho relativos a la celebración del triunfo de la selección de fútbol femenino.

Además, requiere al periódico ‘El País’ el vídeo de la celebración en el vestuario que tiene colgado en Internet y al diario ‘AS’ el de los momentos del beso y cualesquiera otros relacionados con los hechos. Por su parte, el instructor solicita al diario ‘La Vanguardia’ el vídeo de la celebración en el autobús de la selección española de fútbol femenino.

La resolución da traslado a Rubiales como querellado del escrito de la Fiscalía para que conozca los hechos imputados y ejercite su derecho de defensa con todas las garantías procesales.

La teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, presentó el pasado viernes una querella contra Rubiales, por un delito de agresión sexual y por otro de coacciones, a raíz de las presiones sufridas por la jugadora Jenni Hermoso y su familia con posterioridad a los hechos sucedidos en la celebración de la victoria en el Mundial de Australia del equipo femenino.

Quizás también te interese:  La jueza pone en libertad al hombre que tocó el culo en directo a una reportera

La querella se presentó después de que el pasado 5 de septiembre la jugadora compareciera ante la fiscal, acompañada de su letrado, y efectuara expresa denuncia de los hechos que, según su declaración, se produjeron sin su consentimiento.

Los hechos objeto de la querella se refieren al beso en la boca no consentido que Rubiales dio a la jugadora Jennifer Hermoso, mientras le agarraba la cabeza con las dos manos, durante el acto de entrega de trofeos a las componentes de la Selección Española Femenina de Fútbol, tras ganar el Mundial celebrado en Sídney (Australia), el día 20 de agosto de 2023.

Hermoso refirió también en su declaración que tanto ella como su entorno más próximo sufrieron una «presión constante y reiterada» por parte de Luis Rubiales y «el entorno profesional de éste», para que justificara y aprobara los hechos. La fiscal considera que este «hostigamiento» podría ser constitutivo de un delito de coacciones.

En la querella, la fiscal pide que se tome declaración a Luis Rubiales, en condición de investigado, y a Jenni Hermoso como víctima. Asimismo, solicita que se recabe información de las autoridades australianas sobre la tipificación de los delitos contra la libertad sexual en sus normas penales. Una vez presentada la querella, será el juzgado de la Audiencia Nacional al que le corresponda por reparto el encargado de instruir la causa.