Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La Audiencia Nacional archiva las diligencias por el sabotaje a la Vuelta al haber una causa abierta en Cataluña

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional (AN) Joaquín Gadea ha archivado las diligencias sobre el intento de sabotaje a la Vuelta ciclista a su paso por Cataluña, atendiendo así la petición que le realizó la Fiscalía, que consideraba incompatible la investigación de la causa en la AN cuando ya existía una instrucción abierta en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción único de Solsona (Lleida).

Ese juzgado ya había tomado declaración a las cuatro personas que fueron detenidas el pasado mes de agosto por el intento de derramar 400 litros de combustible desde un puente al paso de la carrera ciclista.

El juez había pedido informes a la Policía y la Guardia Civil para comprobar si existía conexión entre los detenidos por estos hechos y los sectores más radicales de los Comités de Defensa de la República (CDR), algunos de los cuales ya estaban siendo investigados en otra causa.

Los cuatro detenidos comparecieron ante el juez del Solsona, que los dejó en libertad estableciendo una orden para que se mantuvieran a una distancia no menor de 500 metros de las zonas por donde transitaba la Vuelta a España y les imputó delitos contra la seguridad vial, contra el medio ambiente, pertenencia a grupo criminal y desórdenes públicos.

La Fiscalía pidió el 22 de septiembre al Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que archivara las diligencias, puesto que estos hechos están siendo ya investigados por un juzgado de Solsona.

Solo en caso de que Gadea hubiese considerado que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de terrorismo, la competencia habría correspondido a la Audiencia Nacional. La Fiscalía, en todo caso, no se pronunció sobre si los hechos son constitutivos de un delito de terrorismo.

Quizás también te interese:  Hasta 570.000 personas pidieron el nuevo cheque de 200 euros en las primeras 24 horas

Dos de los detenidos son miembros de los llamados Equipos de Respuesta Táctica (ERT) de los CDR, que constituyen el núcleo más radicalizado de estas organizaciones y que, según los informes de la Guardia Civil no excluyen de sus acciones posibles actividades violentas.