Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La Fiscalía segura que las víctimas de trata por la guerra de Ucrania son «insignificantes» en España

– Se triplica el número de menores objeto de trata con fines sexuales en 2022

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El número de víctimas de trata identificadas desde que estalló la guerra en Ucrania y comenzó la llegada de desplazados ucranianos a España «ha sido insignificante», según los datos recogidos en la Memoria de la Fiscalía presentada este jueves en la Apertura del Año Judicial 2023-2024.

Según el informe, sólo consta un procedimiento judicial vivo referente a una víctima de trata con fines de explotación laboral en el sector del servicio doméstico. Otras dos menores, víctimas potenciales, fueron detectadas a su llegada a Madrid y el procedimiento judicial fue sobreseido por no encontrarse suficientes indicios para su continuación.

Concluye la Fiscalía que estos «resultados positivos» son muestra de que «los protocolos y sistemas preventivos» que se implementaron con la creación del ‘Grupo Ucrania’, con carácter interinstitucional y multidisciplinar «están siendo eficaces».

El ‘Grupo Ucrania’ se creó ante la «preocupación por procurar una detección temprana y por la prevención de posibles situaciones de trata entre los más de 130.000 refugiados ucranianos a los que se ha concedido protección internacional en nuestro país, en particular mujeres y menores».

Este grupo formado por personal de la Policía Nacional, la Guardia Civil, OAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), el Ministerio de Inclusión y ONG especializadas introdujeron un protocolo con «preguntas filtro» en los cuestionarios realizados en las entrevistas de filiación, entregaron información accesible a los recién llegado y una tarjeta de autoidentificación a los desplazados para evitar casos de trata.

En 2022 se han incoado, según las estadísticas de la Fiscalía General del Estado, 194 procedimientos judiciales por delitos de trata sobre 711 de seres humanos, lo cual supone un leve incremento, del 3,74%, respecto del año 2021, una aumento que la Fiscalía atribuye al fin de la pandemia. .

Quizás también te interese:  ¿Buscas un Juzgado en Avilés? Aquí te presentamos los mejores Juzgados de la ciudad

Los expedientes gubernativos de seguimiento, o diligencias de seguimiento, de las causas por delito de trata llegó a los 110. El 76,1% de los casos tiene que ver con la explotación sexual, el 22% con la explotación laboral, que su subió significativamente respecto a 2021 cuando fue el 16,36 % de los expedientes.

La trata con otras finalidades, explotación para actividades delictivas y mendicidad, resulta casi insignificante comparada con las anteriores modalidades de trata, representando un 2,7% de los casos, sin que se hayan abierto diligencias de seguimiento por trata con fines de extracción de órganos en 2022.

MUJERES

Los datos que arrojan las diligencias de seguimiento elevan las víctimas de trata con fines de explotación sexual identificadas en 2022 a 231, de las cuales sólo cinco eran varones, esto es un 2,1%. Así las cosas, el 97,8% de las víctimas de trata sexual fueron mujeres, y de ellas 212 eran mayores de edad y 13 menores, cifra esta última que supone un importante ascenso respecto del año anterior, ya que casi se ha triplicado.

La fiscal delegada de Madrid destaca en la Memoria que en 2022 ha continuado la tendencia creciente del número de procedimientos en los que las víctimas de explotación en la prostitución son menores de edad, tanto mujeres como hombres, procedentes en muchas ocasiones de familias con dificultades, algunos en situación de desamparo, con débiles apoyos familiares o sociales, que son atraídos a una actividad como la prostitución como medio de obtener una ganancia económica inmediata. Sólo en la fiscalía de Madrid ocho de los nuevos procedimientos del año 2022 son casos de prostitución de menores.

Quizás también te interese:  El juez que investiga si Carlos Fabra ocultó su patrimonio, archiva la causa para el dueño del Villarreal, su hijo y otro empresario

Las mujeres proceden mayoritariamente de países sudamericanos: Colombia (60), Paraguay (29), Brasil (25), Rumania (15) Venezuela (11), Honduras (7), República Dominicana (6), El Salvador, Argentina, Ecuador, Panamá y Perú. Y en el caso de las 24 víctimas cuya concreta nacionalidad no consta, se sabe que proceden sobre todo de Sudamérica.

También hay víctimas de Marruecos, Senegal, Nigeria, China, Francia, Ucrania, y Albania. Se han detectado cuatro víctimas españolas. A las víctimas identificadas hay que añadir otras siete personas más en grave riesgo.

Cabe destacar el incremento notable de víctimas procedentes de Colombia, ya que de las 39 identificadas en el año 2021 han pasado a 60 en 2022. Este significativo aumento se asocia al paralelo crecimiento del flujo migratorio y de peticionarios de asilo y protección internacional procedentes de aquel país.