La ‘mano derecha’ de Almeida dice al juez que no avisó al alcalde de la llamada de su primo

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Matilde García Duarte, coordinadora general de la Alcaldía de Madrid y ‘mano derecha’ del alcalde, José Luis Martínez Almeida, aseguró este viernes al juez instructor del ‘caso mascarillas’ que no avisó a su jefe de la llamada de su primo para poner en contacto al Consistorio con el comisionista Luis Medina.

Según fuentes presentes en la declaración de García Duarte la coordinadora de la Alcaldía insistió en que Medina y su socio Alberto Luceño no recibieron trato de favor alguno y que fueron tratados como cualquier otro empresario que quisiera contratar con el Ayuntamiento.

En esa línea, dijo que se les trató como «a uno más» y que ella no dio instrucciones a ningún funcionario o trabajador del Ayuntamiento de Madrid para que se les contratara. Destacó también que no conoce a Medina y que nunca había coincidido con él en persona.

Manifestó, además, que en el momento de tener noticia de la existencia de Luis Medina no sabía que se trataba del hijo del duque de Feria, por lo que su información sobre este empresario se limitaba a conocer que se había ofrecido para traer material sanitario a Madrid en lo más crudo de la pandemia.

Preguntada por el motivo que le llevó a no informar a Jose Luis Martínez Almeida de la llamada de su familiar, García Duarte aseguró que en esos primeros meses de pandemia con cientos de fallecidos en la ciudad, el alcalde tenía asuntos más importantes que atender.

Lo que sí admitió es que mantiene una amistad desde hace 15 años con el primo del alcalde Carlos Martínez Almeida y que fue él quien la llamó para preguntar a quién debía dirigirse un empresario que quisiera suministrar material sanitario al Ayuntamiento. Explicó que ella hablaba con todos aquellos que pudieran traer equipos de protección frente a la covid y que, una vez comprobado que se trataba de una compra de material y no de una donación, pasó el asunto a la responsable de ventas.

Explicó que ese fue el procedimiento establecido por el Ayuntamiento de Madrid para la llegada de material sanitario que no fuera una donación. Las adquisiciones las gestionaba la responsable de compras, Elena Collado, que declaró la semana pasada y aseguró que en ningún momento fue consciente de que los dos empresarios iban a cobrar comisiones millonarias de casi el 60% del importe total de la venta.

La declaración como testigo de Duarte se produce después de que el Ayuntamiento de Madrid enviar al juez la documentación sobre esta operación, que incluye los correos enviados por Luis Medina a la dirección de la Coordinación General de la Alcaldía, así como el listado de correos de otros proveedores que llegaron a esa cuenta de ‘email’ que fue creada para canalizar los ofrecimientos de productos sanitarios que se necesitaban en ese momento.