Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La Policía Nacional desmantela un entramado de empresas que transportaba droga oculta en contenedores de fruta

– Cuatro varones han sido detenidos, entre ellos el responsable de la trama, que ofrecía a criminales esconder estupefacientes entre la mercancía que importaba

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

La Policía Nacional ha desmantelado un entramado de empresas que facilitaba el transporte de droga oculta en contenedores de fruta que llegaban a España procedentes de países latinoamericanos.

La Policía Nacional informó en nota de prensa de que cuatro varones fueron detenidos, entre ellos el responsable de la red empresarial, quien ofrecía a organizaciones criminales esconder sustancias estupefacientes entre la mercancía que importaba.

La investigación comenzó el pasado mes de diciembre, cuando en una colaboración con la Vigilancia Aduanera, se detectó un contenedor en el puerto de Algeciras (Cádiz), procedente de Costa Rica, que contenía fruta declarada de manera legal, pero que podía ocultar sustancia estupefaciente. Un registro exhaustivo del contenedor permitió localizar, ocultas en el interior de los palés de madera que servían de base para soportar cajas de piña, un total de 160 pastillas de cocaína con un peso aproximado de 48 kilos de esta sustancia.

A raíz de varias indagaciones se pudo constatar que el destino del contenedor era una nave de un polígono industrial de Getafe. Hasta allí acudieron tres varones que previamente habían recibido el encargo de descargar la mercancía, siendo sorprendidos por los agentes y detenidos por los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal.

IDENTIFICACIÓN DEL CABECILLA

Los avances en la investigación permitieron identificar a un varón como máximo responsable de la importación y el transporte de este contenedor, llegando a la conclusión de que este individuo estaba vinculado con una trama de empresas de importación de fruta desde Latinoamérica.

Quizás también te interese:  Interior tilda de "difamatorio" el vídeo que presentaba a un policía retirado como maltratador

Para dificultar la labor policial, utilizaba a personas vulnerables que previamente había captado para que figuraran como titulares de estas empresas, así como de cuentas bancarias, números de teléfono y correos electrónicos. Una vez válidamente constituidas, este varón ofrecía a diversas organizaciones criminales la posibilidad de aprovechar las importaciones que realizaban estas empresas para ocultar sustancia estupefaciente entre su mercancía.

Las pesquisas policiales condujeron a la entrada y registro en el domicilio de este varón, en Boadilla del Monte (Madrid), que concluyó con su detención como presunto responsable de los delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales. En esta vivienda se intervinieron más de 400.000 euros en efectivo, dispositivos telefónicos utilizados para coordinar estas transacciones, así como joyas y abundante documentación.

De forma paralela se desarrolló una investigación sobre el patrimonio y las cuentas bancarias relacionados con el cabecilla de esta trama empresarial, resultando que éste había adquirido una importante relación de inmuebles durante los últimos años. En relación con estos hechos, a tres familiares del principal responsable, una mujer y dos hombres, se les imputó también un delito de blanqueo de capitales.