Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Spain Nightlife pedirá la pena máxima por homicidio imprudente en el caso de las discotecas de Murcia

– Se personará como acusación popular si se confirma la carencia de licencias

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La patronal del ocio nocturno Spain Nightlife procederá a solicitar al juzgado que lleve la instrucción del caso de los incendios de las discotecas Teatre y Fonda en Murcia personarse como acusación popular si se confirma la carencia de licencias y solicitará para los investigados «la pena máxima prevista en el Código Penal, del que deberán responder, sin son declarados culpables, como autores de al menos 13 delitos de homicidio imprudente».

Así lo indicó este lunes la patronal después de que el concejal de Urbanismo de Murcia, Antonio Navarro, explicase ante los medios que Teatre funcionaba con licencia como una discoteca con cocina desde el año 2008, pero en 2019 se produjo la división del establecimiento en los dos espacios actuales: por un lado, Teatre, y por otro, Fonda Milagros.

Esta fragmentación, según informaron las autoridades, requería de una nueva licencia, que la empresa intentó conseguir en 2019 sin éxito. «El 10 de enero de 2022, el anterior concejal de urbanismo dictó una orden de cese de actividad al entender que la modificación del local era sustancial y requería de una nueva licencia», añadió Navarro.

«El 8 de marzo de 2022, la empresa presenta un proyecto de legalización, no habiendo acabado el procedimiento a fecha de hoy. Por lo tanto, Teatre y la Fonda han funcionado sin autorización desde la orden de cese del anterior concejal», zanjó el edil, quien expuso que la orden de cierre se firmó en octubre de 2022.

Quizás también te interese:  El CSIF recurrirá la decisión de Gobierno de subir el sueldo a los letrados y no a otros funcionarios judiciales

El secretario general de Spain Nightlife y de la Asociación Internacional de Ocio Nocturno, Joaquim Boadas, subrayó que llevan 10 años «promoviendo la seguridad y la calidad en discotecas, con el objetivo de evitar que casos como la tragedia ocurrida la madrugada de este pasado domingo en Murcia lleguen a producirse, por lo que no estamos dispuestos a que incumplimientos normativos como estos desemboquen en tragedia y manchen la imagen de todo el sector, por lo que no tan solo condenamos los hechos sino que también actuaremos, tal y como hemos hecho en otros 25 procedimientos judiciales que, de una forma u otra, han perjudicado gravemente la imagen y reputación del sector».

En este aspecto, la patronal recordó que el último incidente similar a este con víctimas se produjo en el año 2015 en la discoteca Colectiv de Bucarest (Rumanía), mientras se celebraba en su interior un espectáculo pirotécnico ilegal, siendo que su interior además no se encontraba ignifugado. Los propietarios de dicho establecimiento fueron detenidos y juzgados por delitos de homicidio imprudente, lesiones y daños en la propiedad.

En cuanto a España se refiere, el último incendio ocurrido en una discoteca española con víctimas mortales se remonta al año 1990, cuando un incendio ocurrido en la discoteca Flying de Zaragoza causó 43 víctimas mortales. Siete años antes, el incendio ocurrido en la discoteca Alcalá 20 de Madrid dejó un balance de 82 víctimas mortales. Los titulares de dichos establecimientos fueron juzgados y condenados por delitos de homicidio imprudente y lesiones.