Cómo suavizar el mal trago que supone un despido: Si bien hace algunas décadas, lo más común era comenzar como aprendiz