Trabajo quiere aprobar en julio un real decreto para que «cuanto antes» se reconozcan los derechos de las empleadas domésticas

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Trabajo tiene la «intención» de que durante el mes de julio o antes de que se celebre el último Consejo de Ministros de este curso político se apruebe un real decreto para que «cuanto antes» se reconozcan los derechos laborales de las empleadas domésticas, quienes sufren una «discriminación histórica».

Así lo adelantó el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, tras participar en una reunión con UGT y CCOO, en la que también participó la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, con el objetivo de abordar las medidas legislativas necesarias que hagan efectivo el cumplimiento del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos.

Pérez Rey resaltó que los derechos laborales de las empleadas de hogar son una «deuda histórica» con un colectivo «fundamental para mantener nuestro sistema», por lo que indicó que el «primer paso» es la ratificación del Convenio 189, lo que ya han hecho el Consejo de Ministros y el Congreso de los Diputados, a falta de la votación en el Senado.

A su juicio, es necesario «garantizar un estatuto de plena ciudadanía para las empleadas de hogar» y que «cuenten con todos los derechos» laborales. Además, subrayó que se debe asegurar su derecho a la prestación por desempleo, así como la cobertura del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

De igual modo, el secretario de Estado sostuvo que se debe hacer «que su salario sea adecuado», un ámbito en lo que puso en valor que tiene gran importancia el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). También declaró que se debe implementar «un mecanismo que las proteja adecuadamente frente al despido».

Eso sí, Pérez Rey avanzó que todo esto debe hacerse en un marco legal en el que las empleadas de hogar «no se vean perjudicadas» en sus puestos de trabajo.

Insistió en que el calendario de aprobación de este real decreto «es inmediato» para que cuanto antes pueda entrar en vigor el reconocimiento de los derechos de este colectivo, si bien precisó que «hay que pulir» algunos aspectos técnicos, especialmente en materia de Seguridad Social y del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

En paralelo, Pérez Rey avisó de que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social «cumplirá un papel» para «aflorar» los empleos «ocultos» o «informales».

Finalmente, el secretario de Estado destacó que la reunión «ha sido muy fluida» y que el Ministerio coincide con los planteamientos de las organizaciones sindicales, que «consisten en acabar con esta discriminación».