Vox advierte a Puigdemont: «Su victoria será efímera porque pronto lo sentaremos en el banquillo»

-Critica la nueva concesión de Sánchez a los golpistas

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El vicepresidente de Vox y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, señaló que la retirada del delito de sedición al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont era «algo esperado» porque «Sánchez tiene que pagar el precio a sus socios golpistas», pero advirtió que «pronto volveremos a sentarlo en el banquillo».

Así lo afirmó en declaraciones a los medios de comunicación antes de asistir a la toma de posesión de la nueva Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid, tras conocerse que el magistrado Pablo Llarena retirase el delito de sedición a Puigdemont.

«Era algo esperado. Sánchez tiene que pagar el precio a sus socios golpistas y uno de los precios ha sido la derogación del delito de sedición y ahora vienen las consecuencias» lamentó Ortega Smith, quien añadió que «ahora un fugado, un prófugo de la Justicia, se va a beneficiar de esta supresión del delito de sedición».

El vicepresidente de Vox recordó que el expresidente de la Generalitat todavía está acusado por el magistrado instructor Pablo Llarena por delitos de malversación y delitos de desobediencia.

En este sentido, señaló que «nosotros nos hemos comprometido a, en cuanto lleguemos al Gobierno, reinstaurar el delito de sedición con penas agravadas para que ningún golpista pueda volver a dar un golpe de estado».

Ortega Smith lamentó que, «desgraciadamente, son las consecuencias de un Gobierno que desprecia el estado de derecho, desprecia la justicia y favorece a quienes dan golpes de estado».

Por ello, quiso mandar el mensaje a Puigdemont de que «tendrá una victoria efímera», porque «pronto volveremos a sentarlo en el banquillo» y le recomendó que «pierda toda esperanza de su idílico sueño de una Cataluña secesionada de España». «No lo va a lograr jamás y meteremos a los golpistas en prisión», aseguró

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

En cuanto a la elección de Cándido Conde-Pumpido como nuevo presidente del Tribunal Constitucional, el vicepresidente de Vox lamentó que «es una pieza más de este Gobierno de Sánchez que no tiene otro objetivo que controlar las instituciones, que controlar los tribunales y colocar a sus peones como los que acaba de colocar en el Tribunal Constitucional para intentar evitar que este tribunal pueda dictar sentencias como las que dictó a instancias de la acusación popular de Vox y a instancias del Grupo Parlamentario de Vox».

A este respecto añadió que esas sentencias «dijeron nada menos que los dos estados de alarma eran inconstitucionales, que pisoteaban derechos fundamentales de los españoles».

Por tanto, continuó, «es evidente que este Gobierno no tiene límites a la hora de pisotear el estado de derecho, de controlar la justicia y de despreciar cualquier posible independencia».

Por último, Ortega Smith, reiteró que «la esperanza en el estado de derecho es que cuanto antes echemos a Pedro Sánchez del Gobierno de España».