El exjefe de ETA ‘Mikel Antza’ declara como imputado

El exjefe del aparato político de ETA, Mikel Albisu, alias ‘Mikel Antza’, declara hoy como imputado en el asesinato de Gregorio Ordóñez ante el juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal. La declaración se celebrará por medios telemáticos desde San Sebastián.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 quiere tomar declaración al etarra por “su presunta responsabilidad en la toma de decisión de asesinar a don Gregorio Ordóñez Fenollar”. ‘Mikel Antza’ declarará desde los juzgados de la capital donostiarra.

La providencia del magistrado indica que el investigado “ha permanecido voluntariamente en territorio nacional durante más de cuarenta y cinco días desde su expulsión de territorio francés en enero de 2019; por lo que resulta de aplicación lo dispuesto en los artículos 60.4.c) de la Ley 23/2014 y artículo 21.2 de la Ley de Extradición Pasiva sobre innecesariedad de acudir a ampliación de la entrega para poder” actuar en su contra.

La Asociación Dignidad y Justicia, que es acusación popular en esta causa, ha solicitado al juez que imponga medidas cautelares por el elevado riesgo de fuga y, en concreto, pide que se le prohíba abandonar territorio nacional y que se impongan comparecencias periódicas ante el juzgado.

Ordóñez almorzaba en un bar de San Sebastián con la entonces secretaria del Grupo Popular, María San Gil, y otros miembros del partido cuando fue abatido por disparos. La Audiencia Nacional ya condenó a Juan Ramón Carasatorre, alias ‘Jon’ y ‘Zapata’; Javier García Gaztelu, ‘Txapote’, y Valentín Lasarte como autores materiales del atentado.

Ahora se trata de encausar los responsables de ETA que tomaron la decisión de matarlo. Hace ya cinco años, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz admitió a trámite una denuncia de Consuelo Ordóñez contra cinco jefes de ETA por su presunta participación en la decisión de asesinar al exdirigente del PP.

(SERVIMEDIA)