Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Incremento de las denuncias por falsedad de firmas

Los juzgados llevan tiempo viendo cómo cada vez hay más denuncias entre particulares por falsificar firmas, un delito que puede estar penado incluso con cárcel dependiendo de cada caso.

La falsificación de contratos privados, laborales, o incluso de documentos públicos se ha convertido en uno de los quebraderos de cabeza de muchas empresas y particulares.

De ahí que la figura de los peritos caligráficos jueguen un papel crucial en la detección legal de falsificación de firmas. Pero, ¿cuáles son los más habituales?

“Durante la pandemia, los certificados covid, habitualmente los médicos o incluso los de inmigración han supuesto un reto en los juzgados, pero hoy en día lo son los contratos incluso entre particulares. Nuestra función como peritos es combinar el conocimiento de escritura y técnicas científicas que analicen y sean capaces de autenticar documentos” explican desde IRV Perito Caligráfico.

Los documentos que más se falsifican entre particulares

En transacciones legales como los contratos de arrendamiento o los acuerdos privados entre individuos, la firma es un elemento fundamental. 

Los peritos caligráficos son consultados para verificar la autenticidad de las firmas en estos documentos ante cualquier conflicto o denuncia. 

Para ello, utilizan técnicas avanzadas que sirven para comparar la firma en cuestión con muestras conocidas de la escritura del individuo. “Esto puede incluir análisis de la presión de la pluma, el espaciado entre letras y palabras, y otros aspectos específicos de la escritura que son únicos para cada persona” explican. 

Si el perito encuentra inconsistencias significativas, puede determinar que la firma es falsa.

En los tribunales, la autenticidad de documentos escritos es fundamental para la toma de decisiones y sentencias. 

Quizás también te interese:  Almeida dice que Juan Carlos I "tiene todo el derecho" a volver a España y rechaza cualquier "juicio moral" al emérito

Es entonces cuando esta figura es llamada como testigo experto para presentar su análisis ante el tribunal. “Esto es especialmente relevante en casos de fraude, falsificación de testamentos y otros asuntos legales donde las firmas son cruciales para determinar la validez de un documento” comentan desde la empresa.

Caligrafía y personalidad 

La caligrafía también se utiliza en el estudio de la personalidad. Los peritos caligráficos pueden evaluar rasgos de personalidad a través del análisis de la escritura manuscrita. 

Algunos ejemplos incluyen la inclinación de las letras, el tamaño de las letras, la velocidad de escritura y la presión ejercida al escribir. 

Estos detalles pueden proporcionar información sobre la personalidad de un individuo, como la impulsividad, la organización o la autoestima. Esta información puede ser relevante en investigaciones criminales o evaluaciones psicológicas.