La empleada de UGT Madrid acusada de estafar más de 2 millones de euros se niega a declarar ante la jueza

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

Los principales investigados por la presunta estafa de más de dos millones de euros a UGT Madrid por cobros al Fogasa, Maika T.L. y su marido, se han acogido a su derecho a no declarar en su comparecencia ante la juez de instrucción número 21 de Madrid, que investiga el caso. El matrimonio y tres amigas de la extrabajadora de UGT están siendo investigados por delitos continuados de estafa y falsedad en documento mercantil.

La mujer citada este martes es hija de la diputada madrileña del Partido Socialista Carmen López y trabajaba para UGT Madrid donde era la responsable de tramitar los pagos del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) que tramitaba el sindicato para los trabajadores que habían sido despedidos y no podían cobrar las correspondientes indemnizaciones de sus empresas insolventes o en concurso de acreedores.

Maika T.L. era la persona encargada de tramitar esas ayudas con el Fogasa. Supuestamente, falsificaba los datos de los expedientes y desviaba el cobro de los fondos a su marido y a tres amigas.

El caso fue denunciado por UGT Madrid y acabó provocando la dimisión del entonces secretario general de UGT Madrid Luis Miguel López Reillo el pasado mes de diciembre después de que el sindicato detectara problemas inexplicables de tesorería y decidiera hacer una auditoria.

Como producto de esa investigación interna, UGT detectó posibles irregularidades en 657 talones de los que sospecha que fueron desviados por los investigados y que, de confirmarse que formaron parte de la estafa, podrían elevar la cantidad detraída al sindicato de cuatro millones de euros.

La Fiscalía cree que Maika T.L. elegía los nombres de los beneficiarios de los pagos del Fogasa al azar y después borraba los datos sustituyéndolos por los de su marido y las amigas investigadas.

Una de ellas, que prestó declaración la semana pasada, reconoció haber cobrado cheques por más de 40.000 euros y haber realizado viajes de lujo a Dubai, las Islas Maldivas o Tanzania. En su declaración negó tener conocimiento de la procedencia del dinero y se ofreció a devolverlo.