La jueza envía a juicio a Shakira por seis delitos fiscales

— La Fiscalía pide ocho años de cárcel para Shakira por defraudar 14,5 millones

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

La jueza ha enviado a juicio a la cantante Shakira por seis delitos fiscales en su declaración del IRPF y el impuesto de patrimonio entre los años 2012 y 2014. El auto dictado este martes es firme y no puede ser recurrido, por lo que la artista no puede ya eludir el banquillo.

La Fiscalía pide ocho años y dos meses de prisión y una multa de 23,8 millones de euros para Shakira por seis delitos fiscales. La cantante ya devolvió a la Hacienda pública los 14,5 millones de euros defraudados y tras meses de negociación, su defensa no pudo llegar a un acuerdo con el ministerio público, por lo que irá a juicio.

Según la Fiscalía, Shakira eludió el pago del IRPF y el impuesto de Patrimonio entre los años 2012 y 2014 pese a saber que estaba obligada a tributar en España al residir más de la mitad del año en el país.

El ministerio público aportará pruebas de que en estos tres años, la cantante pasó más de 183 días al año en España, por lo que éste sería su residencia fiscal. Las estancias fuera de España de la cantante se debieron principalmente a su participación como jurado en el programa televisivo ‘The Voice’ en Estados Unidos. En concreto fueron, según la Fiscalía 61 días en 2012, 118 en 2013 y 117 en 2014.

Pese a la apertura de juicio oral, la defensa de Shakira puede todavía llegar a acuerdo con la Fiscalía y eludir la prisión. Para ello, tendrá que admitir el fraude y pasar por el trámite de la apertura de la vista oral, aunque sea un trámite breve. Pero en todo caso, tendrá que sentarse en el banquillo.

Además de la Fiscalía, la Abogacía del Estado y la de la Generalitat acusan a la cantante colombiana. En el caso de la administración autonómica, por el fraude en el impuesto de patrimonio.

Shakira evitó pagar impuestos a través de varias sociedades en paraísos fiscales como Holanda, Malta, Luxemburgo o las Islas Vírgenes Británicas en vez de declarar de manera personal en el IRPF (12,3 millones de euros) y en el impuesto de Patrimonio (2,2 millones de euros).