Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Los sindicatos de Justicia denuncian a Llop ante la Fiscalía por no negociar el fin de la huelga

MADRID, 09 (SERVIMEDIA)

Los sindicatos que tienen convocada una huelga indefinida entre los funcionarios de Justicia para reclamar una subida salarial denunciaron este viernes a la ministra Pilar Llop ante la Fiscalía del Tribunal Supremo, al entender que se está negando de modo «intencionado» a negociar con ellos para poner fin a las protestas.

Las organizaciones promotoras de estas movilizaciones (CSIJ, STAJ, UGT y CCOO) registraron la denuncia ante la Fiscalía del Supremo a primera hora de este viernes y anunciaron que presentaran otro escrito similar en los juzgados de Plaza de Castilla a lo largo del día.

A través de un comunicado, estos sindicatos indicaron que en la denuncia ante la Fiscalía acusan a Llop de un «incumplimiento intencionado» de la normativa laboral, ya que entienden que está obligada a negociar una vez iniciada formalmente una huelga.

Por este motivo, piden que «se practiquen las diligencias de investigación oportunas para determinar si los hechos descritos pudieran ser constitutivos de algún ilícito penal, procediéndose, en su caso, a la presentación de una querella del Ministerio Fiscal contra las personas que se estimen responsables».

SE AGRAVA EL CONFLICTO

CSIJ, STAJ, UGT y CCOO han recurrido a la vía judicial ante la falta de avances en la negociación con el equipo de Llop para que a los trabajadores de los servicios generales de Justicia se les suba el sueldo como se ha hecho con jueces, fiscales y letrados de la Administración (LAJ).

Ambas partes mantuvieron un último encuentro este martes, pero en el mismo el Ministerio trasladó a los sindicatos la dificultar de llegar a un acuerdo al haberse convocado elecciones generales para el próximo 23 de julio.

Quizás también te interese:  Comprendiendo la Ley de Sucesión: Guía Práctica para Comprender los Procesos de Sucesión

Tras el fracaso de la reunión del martes, los miembros del comité de huelga empezaron un encierro en la sede de Justicia, en la calle San Bernardo de Madrid. Este jueves denunciaron que el Ministerio está impidieron a los encerrados acceder a las máquinas de comida, algo que desde el equipo de Llop se justificó como una medida de seguridad de las instalaciones.