UGT reclama mejorar la Ley de Empleo para «acabar con el drama» de los parados de larga duración

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

UGT reclamó este viernes una mejora de la Ley de Empleo para «acabar con el drama» de los trabajadores de larga duración. El sindicato juzgó imprescindible mejorar esta Ley para impulsar unas políticas activas de empleo más eficaces, que se adapten a la realidad específica de cada persona.

Según informó UGT, hay 1,5 millones de personas que llevan más de un año buscando empleo y más de 600.000 lo hacen desde hace más de cuatro, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Por ello, exigió la reforma de la Ley de Empleo, ya que según la última Encuesta de Condiciones de Vida (2021), hasta un 58,6% de los desempleados se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social.

UGT denunció que, a pesar de los buenos datos de empleo, los parados de larga duración «continúan viviendo un drama en nuestro país» porque no están bajo el amparo de esta reforma.

Según los datos del segundo trimestre de la EPA, el porcentaje de personas en desempleo que lleva más de un año buscando un trabajo ha aumentado en 0,4 puntos, hasta el 47,8% de desempleados, creciendo también en dos puntos el número de personas que llevan buscando empleo más de dos años, el 32,7%, algo que «asienta una tendencia negativa». Además, las demandas de empleo de estas personas suponen el 8,95% de las colocaciones, pese a que suman casi el 48% de las personas paradas registradas, y solo un 3,14% del total de esas colocaciones se produjo por una oferta de los servicios públicos de empleo.

Para UGT, la solución pasa por «mejorar en el trámite parlamentario una Ley de Empleo insuficiente y que se ha aprobado sin diálogo social, mediante el impulso de políticas activas de empleo más eficaces», que se adapten a la realidad específica de cada persona y logren una rápida reinserción laboral para todas ellas. Para ello, les resulta fundamental que la nueva Ley de Empleo establezca un proceso de evaluación de estas políticas, así como un incremento de la financiación, hasta niveles «adecuados y suficientes».