El juez imputa al jefe de gabinete de Mónica Oltra y a otro alto cargo por la gestión de los abusos a una menor tutelada

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

El titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia ha citado a declarar como investigados al quien fuera jefe de gabinete Mónica Oltra, Miquel Real, y al exsubsecretario Francesc Gamero, de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, en la causa abierta por la gestión que la Generalitat Valenciana hizo en 2017 de los abusos sexuales a una menor tutelada por parte del exmarido de Mónica Oltra.

Real se mantuvo en el cargo tras la dimisión de Oltra, en junio pasado, y la toma de posesión de su sucesora Aitana Mas. Por su parte, Gamero cesó de su cargo en 2019 y pasó a secretario autonómico de Hacienda.

Esta decisión eleva a dieciséis los imputados en este procedimiento, entre funcionarios y personal del centro Niño Jesús de Valencia, en el que ocurrieron los hechos por los que Luis Ramírez Icardi, exmarido de Oltra y educador en la residencia, fue condenado a cinco años de prisión por abusos. La sentencia está recurrida ante el Tribunal Supremo.

El juez Vicente Ríos toma esta decisión después de escuchar las explicaciones de Mónica Oltra que declaró como imputada la pasada semana durante más de siete horas, para recabar los detalles de la gestión que se hizo del caso desde las Administraciones públicas responsables. Su auto puede ser recurrido en reforma en un plazo de tres días, o en apelación en un plazo de cinco días.

Según lo declarado por Oltra, Gamero fue el redactor del escrito que ordenaba a los responsables de la Conselleria de Igualdad la máxima colaboración con la Fiscalía de Menores en este caso con fecha del 11 de agosto.

En cuanto a Real, que además de su jefe de gabinete fue el primer marido de Oltra, lo que se trata de aclarar es su grado de conocimiento de los pasos que se estaban dando. En su declaración, la exvicepresidenta valenciana explicó que trasladó a Real la responsabilidad de averiguar los pasos que había dado la consellería, porque los hechos coincidieron con la hospitalización del hijo de Oltra por una peritonitis, y en esos días se desentendió del asunto para centrarse en el cuidado del menor.