El Supremo se pronunciará sobre la ‘Ley del solo sí es sí’ antes de que acabe el año

– Tiene que decidir sobre varios recursos de casación contra sentencias no firmes afectadas por la nueva ley

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El Tribunal Supremo (TS) se pronunciará antes de final de año sobre la llamada ‘Ley del solo sí es sí’, unificando criterio sobre la interpretación de la norma.

El alto tribunal tiene sobre la mesa varios recursos de casación contra sentencias dictadas por agresiones sexuales que aún no han adquirido firmeza y que han sido recurridas para lograr rebajas que tengan en cuenta la nueva ley.

Fuentes del TS explicaron que ninguno de los recursos tiene que ver con las sentencias que han sido revisadas en los últimos días, pero la resolución de los recursos de casación será la oportunidad para que el Supremo pueda pronunciarse sobre la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, conocida como ‘Ley del solo sí es sí’.

Con independencias de que el TS establezca un criterio general, las condenas revisadas no tendrán marcha atrás. Aún en el caso de que la norma fuera modificada por el Parlamento, mientras la ‘Ley del solo sí es sí’ esté en vigor se seguirá aplicando y la nueva reforma sólo afectaría a los casos que se juzguen en adelante.

La ley establece que cualquier acto sexual en el que no medie consentimiento constituye un delito de agresión y estableció la reducción de penas mínimas, pasando de seis a cuatro años de cárcel. Este aspecto es el que está provocando la mayor parte de las revisiones de penas analizadas en los tribunales y que ya han permitido más de una decena de rebajas y cinco puestas en libertad del reo.

Por el momento, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha atribuido estas revisiones al «machismo» de los jueces, mientras que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pide esperar a que el Tribunal Supremo fije la interpretación que se debe hacer de la ley.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado está estudiando las revisiones de condenas a agresores sexuales una por una antes de decidir si es necesario elaborar una circular para unificar criterios.

Las acusaciones de la ministra Montero han desencadenado una cascada de reacciones críticas. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) emitió el miércoles un comunicado y consideró los ataques «intolerables». Asociaciones judiciales también la han criticado duramente, al igual que la Asociación de Fiscales que califican sus palabras de «extrema gravedad».