La OTAN señala a Rusia como la «amenaza más importante y directa» para los aliados

– Se alerta también sobre la «competencia sistémica» de China

MADRID, 29 (SERVIMEDIA)

La OTAN considera que Rusia «es la amenaza más importante y directa para la seguridad de los aliados y para la paz y la estabilidad en la zona euroatlántica».

Así se recoge en la Declaración de la Cumbre de Madrid, que fue emitida este miércoles tras las reuniones y encuentros de los jefes de Estado y de Gobierno que acudieron al plenario de la capital de España.

Este documento sitúa a Rusia como la «amenaza más importante y directa», aunque también se cita el terrorismo y apunta que China es una «competencia sistémica» para los valores occidentales y para un «orden internacional basado en normas».

Además, los responsables de la OTAN se refieren a que el «concepto estratégico» u hoja de ruta aprobado en esta cita de Madrid también alude a que la organización defenderá «cada centímetro del territorio aliado en todo momento». El Gobierno español venía pidiendo alguna alusión en este sentido para garantizar que los aliados prestarán ayuda si ve amenazada la soberanía de Ceuta y Melilla.

APOYO A UCRANIA

Respecto a las amenazas, la Declaración de la Cumbre de Madrid, que es un documento que explica el «concepto estratégico», señala que Rusia es «la amenaza más importante y directa para la seguridad de los Aliados y para la paz y la estabilidad en la zona euroatlántica». De forma paralela se reitera el «apoyo político y práctico» a Ucrania para hacer frente a la invasión rusa.

Asimismo, se apunta a que «el terrorismo, en todas sus formas y manifestaciones, sigue representando una amenaza directa para la seguridad de nuestras poblaciones y para la estabilidad y la prosperidad internacionales». Por este motivo, «los aliados continuarán luchando contra las amenazas rusas y respondiendo a sus acciones hostiles y luchando contra el terrorismo de manera coherente con el derecho internacional».

En cuanto a China, se afirma que la OTAN afronta una «competencia sistémica» de quienes, como el régimen de Pekín, «desafían nuestros intereses, seguridad y valores y tratan de socavar el orden internacional basado en normas».

También se alude a que la inestabilidad «más allá» de las fronteras de los países atlánticos «también está contribuyendo a la migración irregular y la trata de personas».

PROTEGER «CADA CENTÍMETRO»

Por todo lo anterior, en la cumbre de Madrid se ha aprobado «un nuevo concepto estratégico» que describe el entorno de seguridad al que se enfrenta la Alianza. Así, las «tres tareas fundamentales» de la organización serán «disuasión y defensa; prevención y gestión de crisis; y la seguridad cooperativa».

Al mismo tiempo, la OTAN afirma que mantendrá e intensificará «el apoyo político y práctico a nuestro socio cercano Ucrania mientras continúa defendiendo su soberanía e integridad territorial contra la agresión rusa. Junto con Ucrania, hemos decidido un paquete de apoyo reforzado».

Además, la Alianza Atlántica alude a que se ha establecido «una nueva base para nuestra postura de disuasión y defensa». Por ello la organización «seguirá protegiendo a nuestras poblaciones y defendiendo cada centímetro del territorio aliado en todo momento», algo que encaja con la petición que hacía España de que se incluyera un compromiso para proteger territorios como Ceuta y Melilla.

A este respecto, se afirma que los aliados reforzarán «significativamente» la «disuasión y defensa a largo plazo para garantizar la seguridad y la defensa» de todos los socios. «Lo haremos en consonancia con nuestro enfoque de 360 grados. en los ámbitos terrestre, aéreo, marítimo, cibernético y espacial, y contra todas las amenazas y desafíos», afirma la Declaración.