Los judíos españoles, «profundamente apenados» por la muerte del abogado Jorge Trias Sagnier

– Organizaciones como la FCJE destacan que fue artífice de una sentencia «histórica» contra el negacionismo del Holocausto

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), la Comunidad Judía de Madrid y la Fundación Violeta Friedman, se han mostrado «profundamente apenados» por el fallecimiento del abogado Jorge Trias Sagnier, que murió este miércoles 13 de abril.

Trias Sagnier consiguió para la comunidad judía española «una sentencia histórica que sentó las bases jurisprudenciales para una reforma del Código Penal que incorporó en el año 1995 el artículo 607, punto 2, que incluía la negación del Holocausto», recordaron las organizaciones judías en un comunicado.

El abogado, subrayaron, defendió con la colaboración de la organización judía B’nei B’rith España, presidida por Max Maxin, la causa de Violeta Friedman, superviviente judía del campo de exterminio de Auschwitz contra el ex general belga de las SS Leon Degrelle que en agosto de 1985 declaró en la revista ‘Tiempo’ que el exterminio de judíos por los nazis durante la II Guerra Mundial no existió.

Violeta Friedman interpuso una demanda civil que fue perdiendo durante seis años y medio en las primeras instancias pero que gracias al tesón y la excelente defensa de Jorge Trias, consiguió que el 11 de noviembre de 1991 el Tribunal Constitucional, presidido por Francisco Tomás y Valiente, dictara la sentencia 214/1991 que declaraba nulas las sentencias anteriores y proclamaba el derecho al honor de Violeta Friedman. Y con ella, el derecho al honor de todo un pueblo víctima del genocidio.

«Jorge Trias Sagnier fue una de las primeras personas en España en tomar conciencia del negacionismo y del neonazismo en España. En el año 1995 apoyó las campañas contra el antisemitismo y la intolerancia. A raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional, Jorge Trias adquirió importante reconocimiento a nivel internacional», añadieron las organizaciones.

En palabras de Isaac Querub, ex presidente de la Comunidad Judía de Madrid y de la FCJE, Jorge Trias fue «hombre de bien, abogado de primera, amigo valiente del pueblo judío cuya batalla judicial defendiendo el honor de Violeta Friedman fue fundamental para castigar al criminal de guerra nazi León Degrelle, refugiado en España».