Los Juzgados de Plaza de Castilla habilitan instalaciones para los menores mientras sus familiares realizan trámites

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha unas nuevas instalaciones para el cuidado y acompañamiento de menores en los Juzgados de Plaza de Castilla de la capital, mientras sus familiares realizan cualquier trámite o gestión, según explicó este lunes el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López.

Este servicio público y gratuito se encuentra operativo de lunes a viernes y no es necesario solicitar para su uso cita previa, señaló López en la inauguración del denominado ‘Espacio Infancia Segura’.

Indicó que esta iniciativa responde al «objetivo de proteger los derechos de los más vulnerables que acuden a sedes judiciales, además de crearles un entorno de confianza» y añadió que «con esta inversión del Ejecutivo autonómico mejoramos la calidad y calidez de las infraestructuras judiciales y cumplimos con el Plan de Humanización de la Justicia que nos hemos trazado en esta legislatura. El niño o adolescente, queda al cargo de profesionales y en cierta medida permanece ajeno a los que sucede en el interior de un juzgado».

Asimismo, manifestó que este nuevo recurso se suma así a otro de las mismas características ubicado en los juzgados de Violencia sobre la Mujer de la calle Albarracín de Madrid, que comenzó a funcionar en octubre del año pasado. Hasta la fecha, cerca de 350 menores han recibido cuidados personalizados de manos de un equipo de profesionales, que suelen permanecer entre 30 minutos y dos horas.

El nuevo espacio está ubicado en la tercera planta del ala derecha de los Juzgados de Plaza de Castilla. Ocupa 50 metros cuadrados y dispone de mobiliario, juegos y materiales adaptados para la población de 0 a 17 años.

La Dirección General de Infraestructuras Judiciales de la Comunidad de Madrid ha invertido en estas obras de adaptación algo más de 31.000 euros.

Este proyecto forma parte del plan de mejora de este complejo en el que el Gobierno regional ha invertido casi cinco millones de euros para modernizar y mejorar sin alterar su constante actividad.

Esta cantidad ha incluido, además, la implantación de la Oficina de Asistencia a Víctimas y la Cámara Gesell, donde los menores pueden testificar en un entorno seguro, quedando su testimonio como prueba reconstituida, evitando que la víctima tenga que volver a repetirla durante la vista oral. Según López, «se trata de una zona que cumple el objetivo de proteger y asistir a los más vulnerables».