El PSOE defiende ante Llarena la competencia política para promover «marcos legales» que faciliten «la convivencia»

– Recuerda que la Justicia se debe centrar en «administrar Justicia»

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El PSOE defendió este viernes la reciente reforma del Código Penal que criticó el juez Tribunal Supremo Pablo Llarena porque los políticos se dedican a promover «marcos legales» que faciliten «la convivencia».

Así respondió la ministra de Hacienda y vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, en la rueda de prensa que ofreció en Ferraz cuando se le preguntó por el último auto de Llarena en el que cuestiona la reforma que le obliga a aplicar a Carles Puigdemont la derogación del delito de sedición.

Para Montero, «la Justicia tiene que administrar Justicia y los políticos tenemos que legislar conforme a nuestros valores, que es el impulso a la convivencia», en lo que se entendió como una llamada de atención a Llarena por las críticas a la reforma legal.

Un auto que precisamente Montero asegura que «pone de manifiesto» que el PP ha «mentido desde el primer día» cuando decían que la reforma del PSOE sobre el Código Penal suponía «una alfombra roja» para el regreso de Puigdemont. El auto de Llanera, afirmó Montero, «poner de manifiesto lo contrario» y que el expresidente catalán deberá rendir cuentas ante la justicia por el delito de malversación en versión agravada.

«No vamos a entrar en los contenidos de la orden, de la misma manera que pedimos que cada uno ejerza su responsabilidad», remarcó Montero, porque igual que «nosotros no entramos en pronunciamientos judiciales, de la misma forma siempre pedimos que evidentemente tampoco se entre en la legitimidad que tiene la política para el desarrollo de su legislación», zanjó la titular de Hacienda.

En este sentido, Montero ahondó en la idea de que el Gobierno va a seguir «trabajando» para impulsar la convivencia en el país y que, en esa línea, está «fuera de duda que se discuta» que hoy se estén en Cataluña en «mejores condiciones» que en el año 2017.

Así las cosas, sostuvo que algunos «viven mejor en la confrontación» y parece que tienen «nostalgia» de lo que ocurría en 2017, pero ahora se está «en otro momento» porque «el ‘procès’ se ha acabado», tras recordar que todo ocurrió, hasta la huida de Puigdemont, bajo un Gobierno del PP.