El tribunal suspende el inicio del juicio a Camps porque su defensa no tuvo acceso a toda la documentación

-Anticorrupción solicita dos años y medio de cárcel para el expresidente valenciano por contratar con empresas de ‘la Gürtel’

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

El tribunal que juzgará al expresidente valenciano Francisco Camps por las presuntas irregularidades en la adjudicación del expositor de esa comunidad en Fitur 2009 a Orange Market, una de las empresas de la ‘trama Gürtel’, ha acordado aplazar el inicio del juicio una semana, después de que su defensa esgrimiera que no tenido acceso a toda la documentación de la causa. En este juicio, la Fiscalía Anticorrupción pide para él dos años y medio de cárcel.

En el trámite de cuestiones previas Pablo Delgado, el abogado de Camps, aseguró al tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga que no ha tenido acceso a todo la información tales como los contratos de las distintas consellerías, los informes de la intervención o lo datos recabados por la Abogacía de la Generalitat. Es este argumento se han adherido las defensas de otros acusados.

Así las cosas, el tribunal ha acordado retrasar el inicio de la vista una semana poque «más vale perder una semana que propiciar una posible nulidad de actuaciones que nos lleve a extremos indeseados», ante una posible indefensión de los acusados.

«Lamentablemente no queda más remedio y es algo que sucede en este tipo de procesos. Debemos dar un lapsus de una semana para que se solucione este tipo de cuestión. Todos sabemos que el acceso es problemático y complejo. No es una cuestión de esta semana, sino de cuestiones de varios meses», aseguró el presidente del tribunal José Antonio Mora.

De este modo, la Audiencia Nacional pretende alejar la sombra de una posible indefensión de los acusados en este juicio y garantíza a los letrados que tendrán «a su disposición» a los informáticos para ayudarles a dar con los documentos que reclaman y en caso de no encontrarlos «se buscarán en los expedientes».

Uno de los principales problemas con los que se enfrenta Camps es la postura de dos de los principales acusados, los responsables de ‘la Gürtel’ Francisco Correa y Álvaro Pérez ‘El Bigotes’ que han pactado con la Fiscalía admitiendo que varias consellerías les adjudicaron contratos con el objetivo de congraciarse con el presidente.

Pero además parte de los acusados pertenecientes al Consell de Caps confesaron que actuaron de manera irregular. Este es el caso del Enrique Navarro, el que fuera jefe de gabinete de la consellera Alicia de Miguel, que ha admitido recientemente que cumplió órdenes de su jefa para contratar a estas empresas y satisfacer a Camps.

La clave del juicio está en demostrar su hubo órdenes o indicaciones de la Presidencia de la Generalitat para contratar con empresas vinculadas a Gürtel. El expresidente ha estado imputado en una decena de casos de supuesta corrupción de los que ha salido absuelto en la mayoría de los casos hasta el momento.