La jueza procesa a Eduardo Zaplana por blanqueo y organización criminal en el ‘caso Erial’

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La titular del juzgado de instrucción número 8 de Valencia dictó este jueves un auto en el que confirma el procesamiento del expresidente de la Generalitat Valenciana Eduardo Zaplana por los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal dentro del llamado ‘caso Erial’.

Según la instructora, existen indicios suficientes de que había «una organización formada por personas que aprovechándose, algunas de ellas, de los cargos políticos que ostentaban en el momento de los hechos, o que habían ostentado, a lo largo de varios años junto con empresas existentes, aunque la mayoría creadas exprofeso, y ayudadas también por empresarios individuales, facilitaron la obtención de contratos públicos obteniendo todas las partes beneficios económicos».

La trama que investiga esta jueza habría cobrado pingües comisiones a cambio de adjudicar de manera fraudulenta varias ITV y el Plan Eólico durante la presidencia de Zaplana. Las cantidades cobradas se blanquearon después y fueron objeto de otros delitos.

En concreto, la jueza procesa al expresidente valenciano, a otras 19 personas y a cuatro empresas por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación y falsedad documental.

Por la presunta comisión de estos delitos se sentarán en el banquillo Zaplana; su supuesto testaferro, Joaquín Barceló; su asesora fiscal, Francisco Grau; Felisa López, Maria de la Paloma Domínguez, María Teresa García, Francisco García, Mitsouko Flerida, Vicente Cotino, José Cotin; el también expresidente de la Generalitat Jose Luis Olivas, Saturnino Suances, Elvira Suances, Francisco Pérez, Robert Bataouche, Pedro Romero, Ángel Salas, Carlos Gutiérrez, Sergio Augusto Miguel Viala y Antonio Ignacio Miguel Viala.

También están a un paso de ser enjuiciadas las empresas Costera del Glorio, Medlevante, Gesdesarollos Integraes y Turnis Sylvatica. La jueza ha dejado fuera de la causa a la mujer del expresidente, Rosa Barceló, y a su hija, María Zaplana, para quienes ha acordado el sobreseimiento.